Hay que frenar los abusos

El Gobierno no ha autorizado ningún alza de pasajes, sin embargo se evidencia el abuso de un transporte interprovincial que salió desde la terminal de Carcelén, en Quito, con dirección a Ibarra.

En una de las boleterías del lugar el pasado viernes 18 de julio a las 19:00 se cobró a los usuarios la cantidad de 3,50 dólares por el pasaje desde Quito a la Ciudad Blanca, cuando el costo legal es de 2,50 dólares más 20 centavos por concepto de uso de andenes. Ante la queja ciudadana, quienes los atendieron les dieron la explicación de que el cobro realizado era por concepto de “extras”. A los pasajeros, ante la necesidad del servicio, no les quedó otra opción que pagar más por el pasaje. ¿Cómo es posible que suceda esto sin ningún tipo de control de la autoridad? Se aprovechan de la urgencia que tienen los habitantes de viajar. Tampoco se justifica que, ante la masiva presencia de usuarios, especialmente los días viernes, quienes brindan el servicio del transporte se aprovechen de los ciudadanos. Los transportistas se han quejado de que el costo del pasaje se ha mantenido desde hace varios años, no es posible que de manera ilegal resuelvan subir el costo afectando al usuario.