Hay malestar por venta informal en los exteriores del Copacabana

La presencia de un número indeterminado de vendedores informales en los alrededores del mercado Copacabana en Otavalo, molestó a los productores textiles que realizan sus actividades comerciales los días sábados y miércoles.

Los representantes de siete asociaciones de productores y artesanos piden a las autoridades que exijan el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad a quienes realizan la venta informal en las calles.

La feria
Los productores textiles se organizaron desde hace varias semanas atrás para cumplir con los requerimientos del Comité de Operaciones de Emergencia, COE, cantonal y poder reactivar la feria.

El sábado 18 de julio se retomaron las actividades con absoluto orden dentro de las instalaciones del mercado, pero la realidad en los exteriores fue distinta. Decenas de vendedores informales fueron ubicados en la calle Guayaquil por los Agentes de Control Municipal y eso molestó a los productores textiles.

Ayer, la realidad fue distinta en los exteriores del mercado. Un buen número de Agentes de Control Municipal, Policía Nacional y miembros del Ejército estuvieron desde la madrugada tratando de que la venta informal se tome los alrededores del Copacabana.

Un grupo de vendedores ambulantes fue ubicado en la cancha de uso múltiple del barrio La Florida y no se permitió que laboren en los sectores aledaños al mercado.

Malestar
“A nosotros nos exigieron que cumplamos con las normas de bioseguridad para poder trabajar. Hemos invertido alrededor de 3.500 dólares en la compra de túneles de desinfección y lavamanos.

Hemos hecho un esfuerzo económico para poder reactivar la feria y nos preguntamos, ¿por qué a los informales no se les exige el cumplimiento de estos protocolos si ellos son los que provocan el caos? A ellos no se les sanciona, más bien las autoridades les dan la mano para que sigan trabajando”, dijo Ana Maigua, representante de los productores.