Hay malestar por comercio informal de animales

Otavalo. La presencia de vendedores informales de ganado porcino en los exteriores de la feria de animales provocó la molestia de los habitantes de este sector de la comunidad Quinchuquí. Según Luis Oyagata, presidente de la asociación Kuri Kawsay, el problema se repite cada semana.

Comunidad. “Desde la apertura del mercado de animales hay problemas que no han podido solucionar, ni la administración saliente ni la actual. Uno de los principales inconvenientes es que los animales que no tiene guía de movilización, que garanticen su estado de salud, no pueden ingresar al mercado y por eso hacen la venta en los caminos de la comunidad”, explicó Oyagata.

Problema. “Dos semanas estuvieron vendiendo en un camino que le conocemos como Kuchi Wayku. Los vecinos no les permitieron quedarse y los vendedores informales se trasladaron a la calle Imbabura, a pocos metros de la cancha de ecuavoley que hay en la comunidad. Los dueños de casa tuvieron que limpiar las heces y orina de los animales del frente de sus viviendas”, explicó.

Acciones. Frente a esto, el director de Desarrollo Económico del municipio, Marcelo Lema, aseguró que este problema está solucionado puesto que los vendedores informales ya no están comercializando los animales en el mencionado lugar. “Cuando asumimos la administración de mercados encontramos esta novedad. Esto ocasionaba contaminación ambiental y molestias a quienes residen en el sector. Hemos tomado acciones inmediatas”, dijo Lema.

El funcionario municipal aseguró también que han emprendido en una campaña masiva de vacunación, conjuntamente con Agrocalidad, en todas las parroquias rurales del cantón, además afirmó que se realizan operativos de control permanente, todos los días de feria, para evitar la venta de animales en el exterior del mercado.