Hay división entre vendedores del Mercado 24 de Mayo

mercadoOTAVALO. El impasse entre los vendedores del Mercado 24 de Mayo de Otavalo se agudiza. Hoy se realizan dos asambleas extraordinarias, para definir algunos puntos. Por un lado, el grupo de Enrique Chuquilla, actual presidente de la asociación de comerciantes, para definir algunos aspectos, sobre el traslado al nuevo mercado.

Esta será desde las 15:00 en sede social, ubicada en frente al Mercado. A esa misma hora y a unos pocos metros, en la Sociedad Artística, se reúne el grupo opositor a Chuquilla.

Esta asamblea tendrá como finalidad, elegir al nuevo directorio de la asociación. Washington Vela, quien está al frente del grupo, aseguró que cuentan con 360 socios de los 560 vendedores que conforman la asociación. “Vamos a elegir al nuevo directorio, ellos fueron elegidos para el período 2010-2012, queremos que existan cambios”, sostiene el comerciante quien espera realizar los cambios respectivos y dialogar con la municipalidad sobre el supuesto traslado al nuevo mercado.

Un equipo de El Norte trató de hablar con el Chuquilla, quien se excusó y minimizó la asamblea que se realizará hoy. “No voy a hablar, más bien los invito a la asamblea que mañana -hoy- realizaremos. Vamos a finiquitar algunos aspectos sobre el traslado al nuevo mercado”, explicó el dirigente quien destacó el apoyo que les están dando desde la municipalidad.

CARACTERÍSTICAS

El nuevo centro de comercio tiene 35 mil metros cuadrados de construcción. Contará con 866 puestos comerciales, área de comidas y 433 parqueaderos. Desde el mes pasado, se realizan los recorridos con los comerciantes por las instalaciones del nuevo mercado. La finalidad es conocer las instalaciones e identificar las áreas que ocuparán los vendedores, de acuerdo al tipo de producto.

De acuerdo a los espacios establecidos, habrá áreas para verduras, frutas, carnes blancas, rojas, alimentos cocinados, artículos para el hogar y ropa, son las cosas que se encuentra en las instalaciones del mercado 24 de Mayo para los compradores. Pero el dilema por el nuevo mercado también ese lo vive desde afuera. Alberto Vallejos quien vive en el Empedrado, cree que el nuevo mercado ayudará a una descongestión vehicular, para la ciudad.

“Hoy en día nuestra ciudad está en pleno crecimiento, por eso debe salir el marcado del centro urbano”, dice. Mientras Luis Males piensa que el problema es muy profundo, pues una vez desocupado el actual mercado, que ira a pasar.