Hallan un camal clandestino en Otavalo

PAG 9Un camal clandestino fue descubierto en la comunidad de Moraspungo sector Gualsaquí en la parroquia San José de Quichinche.
El hecho que fue denunciado por un grupo de jinetes de Imbabura, puso en descubierto una red de abigeato que opera en la ciudad. En la Policía Judicial del Distrito Valle del Amanecer, reposan varias denuncias por robo de ganado y equinos.
Una de ellas fue de Diego Leiton, deportista otavaleño quien a inicio de 2017 le robaron tres caballos de su propiedad. Hasta el momento los equinos no aparecen. De acuerdo a la denuncia que se hizo mediante redes sociales, en el sector de Moraspungo hay evidencias que la actividad de sacrificar caballos es constante.

Oficial. “El miércoles nos robaron los caballos y ayer encontramos un lugar donde se evidencia que los caballos fueron sacrificados”, confirmó a EL NORTE, Gabriel Martínez amigo de los afectados. Tras la denuncia respectiva, ayer se realizó la diligencia con la presencia de Dora Mosquera Cadena, jueza de la Unidad Judicial de Garantías Penales y Efrén Romero, Fiscal de Turno quienes confirmaron el hecho.
Las dos autoridades llegaron hasta la vivienda ubicada en Moraspungo, sector Gualsaquí en la vía antigua a Íntag, donde se evidenció el ilícito.
“Parecía una película de terror. Los huesos y partes de los caballos estaban regados por todas partes”, agrega Martínez.
Las investigaciones seguirán, pues de acuerdo a las denuncias y versiones extraoficiales, la carne de estos animales es comercializarla en varios puntos de la ciudad.