Habrá juicio tras penoso incidente en un hospital de Ibarra

Hace casi cinco años, perfectamente sanos, la señora R. P. P. acudió con su hijo a un centro hospitalario de Ibarra, ya que necesitaban obtener un certificado médico, requisito previo indispensable para el ingreso del joven a la carrera militar.

Subieron en el ascensor de dicho lugar y, ya estando en el tercer piso, luego de escuchar extraños y aterradores ruidos, dicho elevador falló, cayendo al vacío. Como resultado del incidente, la señora quedó incapacitada permanentemente.

Desde entonces se inició un lento proceso judicial, dentro del cual las víctimas afirman que la causa probable de la caída del ascensor fue la falta de mantenimiento. Además señalaron que los documentos ingresados en el proceso investigativo por la clínica son posiblemente falsos, pues en los reportes del mantenimiento al ascensor, está firmando como responsable uno de los denunciados, quien sin ser ingeniero firma como tal. Con los mismos documentos ingresados por el supuesto ingeniero, entre otros, certificado del SENESCYT, afirman que se descubre que antes de graduarse dio mantenimiento al ascensor.

La audiencia de juzgamiento de este caso se celebrará el lunes, a las 08:30, en donde se encuentra procesado quien daba mantenimiento al ascensor, por la discapacidad física, graves secuelas psicológicas y económicas que se ocasionó a las víctimas.

Según expresa el abogado de los perjudicados, la señora y su hijo tienen casi 5 años de invalidez. Hasta hace poco la mujer estaba reducida a su cama, luego a una silla de ruedas y camina con mucho dolor y dificultad.