Habla el padre del profesor ibarreño desaparecido

Chaltura. Ayer presentamos el testimonio de Consuelo Peñafiel, esposa de José Antonio Pomasqui, ciudadano de 57 años, que se encuentra desaparecido desde el pasado 28 de septiembre. Hoy se cumple una semana de la desaparición del ciudadano, su vehículo fue encontrado en la vía a San Lorenzo, del lado de la provincia del Carchi; sin embargo su dueño no aparece. Su padre, Manuel Pomasqui cuenta lo que sucedió entre el viernes y sábado 28 y 29 de septiembre, que fue cuando tuvo las últimas llamadas telefónicas de su único hijo.

El relato. “Mi hijo la última vez que me llamó fue el viernes a las 11 de la noche. Le dije de dónde me llama y me dijo de Ibarra, estoy cantando con unos amigos. En ese momento le noté distinto en la forma de hablar. En esa llamada me dijo: papá le voy a vender la moto, era una motocicleta que le tenía aquí en mi casa, en Chaltura, pero reitero su voz estaba nerviosa, así le escuchaba por el teléfono”, dijo Manuel Pomasqui quien no pierde la esperanza de que su hijo aparezca. “Vendí la moto al mecánico y por eso mañana (sábado) entregarale, él va a ir a traer”, me dijo mi hijo dice el adulto mayor. Asegura que al siguiente día de haber recibido esa llamada, llegó un sujeto, a las 09:00, el cual habría tenido puesto un casco de motocicleta, por lo que Manuel no pudo identificar su rostro. “Nunca se sacó el caso. Yo le entregué las llaves de la moto, le prendió y se fue, nunca le había visto”.

No llegó a su casa. Ese día Manuel le llamó a su nuera, Consuelo, a preguntar y ella le dijo que no estaba en la casa, que Antonio, su esposo le había dicho que estaba en su casa, en Chaltura, cosa que nunca había sucedido.

“En ese momento yo me acordé de las llamadas y pensé que alguien le estaba presionando. Ese presentimiento tengo hasta ahora. No tengo ganas de comer de la desesperación por no saber dónde está mi hijo”, dice el ciudadano.

Hombre misterioso. Pero eso no es todo, ya que el misterio va mucho más allá. Manuel recibió una llamada a su celular el martes en la que un ciudadano le decía que si el era el papá de Antonio que vaya a llevar el carro. “Yo en ese momento le pregunté que si es que era policía y me dijo que no”, dijo. Esa persona le dijo que el vehículo estaba ya tres días botado, osea desde el domingo. Manuel no sabe hasta ahora cómo esa persona conocía su número, ya que le había dicho que el carro estaba cerrado.

De esa persona tampoco se sabe quién fue.