Habitantes planifican obras

La prefectura de Imbabura, confirmó su intervención en el desarrollo de la comunidad Araque, perteneciente a la parroquia San Pablo, cantón Otavalo. En esta localidad, en donde habitan aproximadamente 3.500 personas, el organismo ayudará a mejorar la vialidad y coordinará acciones con el Gobierno Municipal a fin de impulsar otras obras de infraestructura básica.   

PREFECTURA. “Hemos venido para decirles, de manera frontal al pueblo, que esta administración no se limita a hacer ofrecimientos. La decisión es buscar todos los mecanismos posibles para plasmar en realidad las aspiraciones que se han mantenido pendientes desde hace mucho tiempo”, dijo el prefecto, Pablo Jurado, durante una reunión de trabajo que se mantuvo en esta localidad, el pasado domingo, según se informó en un boletín de prensa de esa entidad.  

PARROQUIA. Entre las necesidades más importantes para este sector, según Amadeo Casco, presidente de la Junta parroquial de San Pablo, están el  arreglo de los caminos centrales, la remodelación de la casa comunal, una mejor presentación del estadio y la implementación del sistema de alcantarillado sanitario en algunos sectores. 

COMUNIDAD. Leonaro Pulamarín, presidente de Araque, entregó un documento con el que oficializó el pedido de atención a las necesidades de la comunidad. En la parte final de este encuentro se acordó incluir dentro del plan plurianual del Gobierno Autónomo Descentralizado Provincial el mejoramiento de la vialidad, considerando que este es uno de los ejes trascendentes del progreso. La calle 24 de junio será la primera en ser tomada en cuenta.