Habitantes de San Pablo del Lago exigen más seguridad

Otavalo. La percepción de inseguridad que tienen los habitantes de San Pablo del lago, luego de que se presentaron varios intentos de robo a viviendas en las últimas semanas, convocó a la población que se reunió con representantes de la Gobernación de Imbabura, Policía Nacional y autoridades parroquiales.

Antecedente. El concejal rural, Luis Alberto Morales, habitante del casco parroquial de San Pablo, aseguró que es una necesidad de la población que se implemente una Unidad de Policía Comunitaria, UPC. “Anteriormente teníamos un destacamento. En el años 2002, cuando presidía el gobierno parroquial, habilitamos el espacio en la Junta Parroquial en donde tenemos un espacio para que se instale la Policía nacional. Lastimosamente, con la construcción de la UPC en La Compañía el personal salió a ese lugar y esto ha provocado la presencia de sujetos que intentan ingresar a los domicilios ara sustraerse bienes y han perjudicado a muchas familias”, dijo Morales.

Junta parroquial. Frente a la situación de inseguridad, el presidente del gobierno parroquial, Amadeo Casco aseguró que ‘la seguridad ciudadana nace desde cada habitante.

Muchas veces no se presentan denuncias y los sospechosos salen como si nada hubieran hecho.

Si la ciudadanía pide una UPC tenemos que hacer las gestiones respectivas para coordinar con las autoridades”, dijo Casco.

Los pedidos. Concluida la reunión, la población tomaron varias decisiones. “Se realizarán charlas sobre sustancias sujetas a fiscalización en los centro de educación; se incrementará el patrullaje en los exteriores de los planteles.

Se mejorará las instalaciones del antiguo UPC y se contará con un miembro policial que estará en mayor contacto con la población de la parroquia.

La seguridad no depende solo de la Policía sino también desde ellos”, explicó la jefa política del cantón, Daniela Iturralde.