ha generado una disputa

Otavalo. Los miembros de una asociación de vivienda social se han dividido por la disputa de unos terrenos.

La idea de una recorrido que se realizó ayer con los supuestos propietarios y afectados, fue hacer un desalojo de los lotes ubicados en el sector de Imbabuela Bajo.

Pero entre varias discusiones verbales que mantuvieron todos los ciudadanos no se llegó a ningún acuerdo.

Problema. Luis Fueres, representante de la Asociación de Vivienda Imbabuela Bajo, explicó que el problema persiste desde hace tres años.

Sin embargo, contó que hace diez años compraron el terreno y “la directiva del grupo al que pertenecíamos no nos quiso facilitar las escrituras”.

Según Fueres, el terreno fue adquirido por 113 000 dólares y estaba dividido para unos 87 socios. “Da la casualidad que cuando quieren hacer el plano y enviar al Municipio no a-prueban con 87 lotes, pero sí con 60. De alguna manera la directiva en donde pertenecíamos quiere excusarse del problema porque pagamos entre 87”, dijo Fueres.

La presidente de la Asociación, Elisa Moreno, también mencionó que decidieron comprar los lotes porque un ingeniero hizo la socialización de casas de interés social, “la dirigencia de ese tiempo de Los Arbolitos ponen las escrituras a nombre del ingeniero. Cada uno de los compañeros somos propietarios de los lotes y resulta, que en algún momento pedíamos que nos den las escrituras porque se supone que yo compré un lote de terreno para mí casa”, agregó.

Proceso. Lidia Guaigua, de la Asociación de Vivienda Los Arbolitos, comentó que en 2019 el otro grupo se posesionó en los terrenos.

De la misma forma explicó que compraron un terreno donde todos pagaron, pero “lo que estamos reclamando ahora con documentos es nuestra parte, lo que nos corresponde, y no los 150 metros como ellos entraron y se cogieron porque en el plano consta de 86 metros”. Por su parte, el abogado Reinaldo Guamaní manifestó que en este caso se infiltran determinados dirigentes que pretenden ilegalmente apropiarse del inmueble que no les corresponde.