Gustavo Andrade dimite al cargo de gerente de Emapa durante informe de labores

Gustavo Andrade, gerente de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, presentó a la ciudadanía el informe de gestión al tiempo que anunció su dimisión al cargo de gerente. Así lo comunicó la empresa municipal a través de su cuenta de Facebook.

“Asumimos este desafío porque creímos que era la mejor oportunidad de trastocar los arraigados vicios de la gestión vertical, excluyente, antidemocrática, donde el clientelismo y el favoritismo habían sembrado relaciones de exclusión territorial y social en nuestra querida Ibarra”, indicó Andrade quien estuvo al frente desde mayo del 2019

“Hoy el proyecto político innovador que se sustentaba en la unidad, ética, transparencia y equidad por el cual decidí estar a cargo de la Emapa ha cambiado en estos últimos meses, así como se están esfumando los objetivos y prioridades de solución a los problemas históricos de la ciudad. Creo firmemente en la flexibilidad política que hay que mantener para hacer de esta ciudad un ámbito de gestión democrática, pero cuando las fuerzas de poderes locales acorralan y entorpecen la acción de quienes laboramos incesantes hacia objetivos de bien común en la ciudad, entonces se concluye que ya no se encaja en ese juego de presiones que puede llegar a ser perverso para la ciudad…” dijo la autoridad.

Según Andrade, Emapa obtuvo importantes logros  a nivel técnico, comercial, administrativo y financiero que se reflejan en una administración transparente, ética que permitió optimizar los recursos de la institución.

Durante su discurso reconoció que los límites encontrados no fueron técnicos ni financieros, pese a la delicada situación de crisis económica que vive el país, los problemas más serios han sido los políticos, para gestionar una empresa tan importante y que amerita mucho respaldo desde el interior de la Alcaldía y de sus ámbitos de relación externos,

“La Alcaldía tiene límites en este momento para gestionar esta fortaleza política y yo no puedo convertirme en un obstáculo y por eso la decisión tomada…” sostuvo.

Gustavo Andrade desde el comienzo de su gestión debió resolver diferentes inconvenientes sobre todo en el manejo de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR),  la terminación unilateral del contrato con el Consorcio Agua para Ibarra, la suspensión constante del servicio de agua potable, el logotipo de Emapa, entre otros.