En Guayaquil de Alpachaca se instaló la Mesa de Protección de Derechos

Representantes del Consejo Parroquial Urbano “Guayaquil de Alpachaca”, autoridades de la ciudad y la provincia, de Organismos no Gubernamentales (ONG), entre otros, se reunieron en el coliseo de esta populosa parroquia de la Capital imbabureña para firmar un compromiso.

El objetivo: erradicar la violencia que principalmente sufren los grupos prioritarios y vulnerables de ese sector.

Para Jeaqueline Álvarez, presidenta del Consejo Parroquial Urbano “Guayaquil de Alpachaca”, la violencia que se comete en contra de los grupos vulnerables, entre ellos niñas, niños, mujeres y adultos mayores es muy frecuente. Por ese motivo, se instaló la Mesa de Protección de Derechos.

“No se trata de meternos ni incluirnos en la vida de ellos (las personas que son maltratadas), sino de brindar una mano amiga. En esos momentos difíciles no hay quien les guíe y simplemente cierran la puerta de su casa y permiten que el maltrato y la violencia continúen”, dijo Álvarez.

“A veces, esto es producto del alcoholismo y drogadicción en nuestros muchachos porque no existen las instituciones que abran las puertas y escuchen la voz de esta gente”, mencionó la dirigente parroquial, quien también añadió que “es penoso decirlo, pero Alpachaca tiene mucha violencia”.

Y, eso, precisamente, uniendo esfuerzos entre varias instituciones, es lo que quieren combatir, “atacando el problema de raíz”.

Otro de los objetivos, según Álvarez, es que las instituciones trabajen en territorio y conozcan la realidad que se vive en la parroquia, pero desde adentro.

Entre las personas que estuvieron en la “instalación” de esta mesa técnica, estuvo Myrian Salgado Andrade, quien es concejala de Ibarra y presidenta del Consejo Cantonal de Protección de Derechos.

Además de felicitar por esta importante iniciativa, Salgado añadió: “Esto nos compromete a todos. Trabajar articuladamente por el beneficio y bienestar de todos nuestros grupos prioritarios. El Consejo Cantonal de Protección de Derechos a través, también, de la Junta Cantonal de Protección de Derechos, está con las puertas abiertas para atender esas prioridades de la parroquia Guayaquil de Alpachaca”.

Para Andrea Toro, representante de Aldeas Infantiles SOS, lograr instalar la Mesa de Protección de Derechos es el resultado de los cinco años que está organización ha venido trabajando en este sector de la Ciudad Blanca.

“Y esa es la propuesta, que ustedes, como población en situación de vulnerabilidad, exijan sus derechos”, expresó Toro, quien también añadió que continuarán con el trabajo en esta parroquia.

Los jóvenes también tendrán una participación activa en esta lucha y también tuvieron a sus representantes en la reunión que se cumplió en el coliseo de la parroquia.

Shirley Suárez, reina de la parroquia Guayaquil de Alpachaca, mencionó que una de las primeras acciones será mantener reuniones con los grupos de jóvenes que existen en este populoso sector para socializar el objetivo de la mesa técnica que busca erradicar la violencia contra los grupos prioritarios y vulnerables del sector.