Grupo juvenil rescata los espacios verdes

Tulcán. Cultura Reciclaje Tulcán es un grupo de jóvenes que hace cinco meses se unieron decididos a generar un cambio en la cultura ambiental local.

Propuesta. La premisa principal es que los ciudadanos somos responsables directos de cuidar el espacio en que vivimos y heredarlo en las mejores condiciones a las futuras generaciones. Así lo explica Alex López, uno de los gestores de esta iniciativa que comenzó con cinco personas. Al observar que las áreas verdes y espacios que antes eran considerados auténticos paraísos hoy están en total abandono, este grupo decidió sumar su voluntad e intervenir.

Jóvenes. “Uno creció en esos lugares y hoy volver, y verlos destruidos llenos de basura, es penoso”, dice Alex al referirse a las condiciones en que se encuentran sitios como las piscinas del Martínez, Pijuaro, Puetate, que antaño eran puntos de recreación de las familias tulcaneñas. Ante esta realidad, este grupo decidió tomar la posta.

Con voluntad y autogestión consiguieron materiales pa-ra limpiar senderos, áreas verdes, desinfectar la piscina, pintar las estructuras y hacer todo un adecentamiento del lugar. El trabajo les tomó dos meses y de a poco la gente se va sumando a estas iniciativas. Hoy el lugar luce más limpio y atractivo para quienes quieren ir y y utilizarlo. “Nos enfocamos en crear conciencia, cultura. No se trata de ninguna pantalla política, solo de invitar a la ciudadanía a cambiar nuestra cultura ambiental” .

Alberto Chugá, otro de los gestores del proyecto señala que la acogida es positiva. En enero esperan comenzar una actividad con los niños para reforestar espacios verdes.

Para este joven de 26 años parte de la propuesta es que la gente deje por un momento el mundo tecnológico y disfrute más del mundo real.

La invitación está abierta para quienes quieran sumarse. A través de la página de Facebook Cultura Reciclaje Tulcán usted puede informarse de las actividades que el grupo va a desarrollar y también aportar material de utilidad como cloro, guantes, escobas, palas. Para este grupo juvenil una sencilla manera de ayudar a esta iniciativa es adoptando hábitos nuevos en la cotidianidad, por ejemplo, hacerse responsable de los desperdicios que cada persona genera, reutilizar lo que sea posible e informarse de la situación ambiental del planeta.

Los jóvenes de Cultura Reciclaje Tulcán adecentaron la tradicional piscina del Puetate, en Tulcán.