Gritos, baile y música marcaron el primer día de la Jora

Cotacachi. El primer día de las fiestas de la Jora se vio marcado por gritos, baile y música, expresiones que la juventud del cantón y la provincia mostró a través del festival ‘hey wambra, vive tu raymi’.

Objetivo.Un ambiente alegre y amistoso se observó la tarde y noche de ayer en el parque Ornamental, donde decenas de jóvenes se dieron cita para poder escuchar a los distintos grupos musicales que se presentaron.

Pero el show artístico fue como el gran final a una jornada llena de juegos deportivos en la que participaron 24 agrupaciones de hombres y ocho de mujeres y a la que se la conoce como Wuampra Raymi.

Álvaro Andrade, presidente de la Coordinadora de Jóvenes de la Asamblea Cantonal, informó que es un espacio dinámico en el cual  todos participan sin ningún distingo.

Se celebra. Andrade manifestó que el evento a más de ser un aporte a las fiestas de la Jora se lo hace en conmemoración del día de la juventud, “esto no tiene ningún lucro e interés, lo realizamos para dar un espacio a los jóvenes”.

Recalcó que la buena acogida del evento ha hecho que jóvenes de la provincia se lleven la idea para replicarla en otras ciudades de Imbabura.

El Wuampra Raymi se lo realiza en Santa Ana de Cotacachi una sola vez en el año a decir de los organizadores aún no existe la total confiabilidad de las autoridades para hacerlo más seguido.

“Las autoridades no creen mucho en los jóvenes porque dicen que existe mucha anarquía y que luego todo termina en relajo y eso no es así, por lo tanto todavía debemos transformar a la sociedad”, explicó el presidente de la Coordinadora de Jóvenes.

Criterios

La mayor parte de los muchachos presentes en el evento coincidieron en que el festival ‘hey wambra, vive tu raymi’, es algo productivo, sobre todo porque permiten expresar al joven su sentir.

“Se está dando una total apertura a los jóvenes y eso es muy importante, sobre todo porque nos permiten expresar nuestro sentir hacia la sociedad”, dijo Carlos Pastrana.

Igualmente Patricia Ponce de 26 años de edad comentó que es  importante que se abran más espacios a la juventud, por lo que cree pertinente que esa clase de actividades se lo repita por lo menos tres o cuatro veces al año y de esa manera ir abriendo aún más el espacio juvenil.

Bebidas. Como en todo concierto el acceso a las bebidas alcohólicas fue libre, ante esto el criterio de los asistentes fue variado.

“Creo que somos personas que sabemos lo que queremos por lo tanto el hecho de que algunos jóvenes ingieran licor no quiere decir que todos lo hagamos, todo está en uno mismo, en respetar nuestro cuerpo”, manifestó Sandy Paz.

Por otro lado Alejandro Álvarez, un espectador de 54 años que junto a su hija observaba el concierto de rock, manifestó que sí se debería medir el consumo de licor.

“El evento sería más atractivo si también se pusiera en práctica alguna campaña para que los jóvenes no ingieran alcohol, sobre todo en esta temporada en la que se ha visto tantas desgracias”.