Griezmann, el astro francés que de niño pedía autógrafos a sus ídolos

París.- Antonie Griezmann, elegido el mejor jugador de la final de Rusia 2018, tiene una etapa que difícilmente se borrará de su mente. El seleccionado francés tenía siete años cuando durante el mundial de Francia 1998, junto a otro niño, le pidieron muy emocionados un autógrafo a Thierry Henrry, Roland Barthes y Bixente Lizarazu.

Griezmann, elegido mejor jugador de la final ante la selección croata, afirmó que ganar el Mundial “es algo gigante” y se mostró “muy orgulloso” de sus compañeros y de todos los miembros del cuerpo técnico.

“Todavía es demasiado pronto como para decir qué significa todo esto, pero ganar un Mundial es algo gigante. Me siento muy orgulloso de los jugadores, del entrenador, del cuerpo técnico y del resto del equipo. Somos un grupo unido y nuestra fuerza es increíble. Hoy hicimos historia”, dijo el delantero del Atlético de Madrid, goleador en el triunfo (4-2) ante el combinado de Croacia.

“Han habido cambios y los jugadores que llegaron han sido buenos para el equipo. Tenemos a Lucas (Hernández) y Kylian (Mbappé)… Lo que han aportado ha sido positivo para nosotros. Hemos encajado desde el principio y todo ha funcionado bien”, remarcó.

Con una bandera de Uruguay colgada al cuello -se la entregó un periodista de ese país durante la rueda de prensa-, Antoine Griezmann aceptó que la coronación mundialista refuerza su candidatura al Balón de Oro.

“Es la gente la que vota, veremos qué pasa. Yo estoy pensando en que tengo una Supercopa de Europa, que espero ganar (ante el Real Madrid). Espero tener un buen partido y ayudar a mi equipo, pero antes quiero disfrutar de este momento con mi familia y la gente de Francia y disfrutar de las vacaciones”, señaló.