Graves acusaciones en contra de la exdirectora de la cárcel de Ibarra

Ibarra. Con total hermetismo atendió la llamada del equipo periodístico de Diario EL NORTE, la exdirectora del Centro de Rehabilitación Social de Varones de Ibarra, Margarita Arotingo.

Una vez más, este medio de comunicación, intentó obtener una entrevista con la exfuncionaria sobre las graves acusaciones de Leonardo Ponce, abogado defensor del también exdirector del centro carcelario Marcelo Merino.

Arotingo mencionó que no tiene nada que declarar y que “se deben presentar pruebas”.

Leonardo Ponce aseguró que la mujer “es la responsable de un presunto caso de sicariato en contra del joven de 24 años, su padre y una concejala del cantón Otavalo”.

El 2 de enero de 2018, en un especial de dos páginas, este rotativo publicó varias denuncias y anomalías del centro carcelario. Ante dicha noticia, Arotingo solicitó una rectificación, aduciendo que la foto de la fachada del centro no era actual y que ahora “tenía otro color de pintura”. En el documento también aseguró adjuntar fotografías actuales de la infraestructura interna de la cárcel, sin embargo dichas tomas nunca llegaron a este medio de comunicación.

En reiteradas ocasiones invitamos a la exfuncionaria a brindar declaraciones sobre su gestión, o a permitir a un equipo periodístico ingresar al centro para dialogar sobre las anomalías denunciadas por las personas privadas de libertad, tema que también fue negado.

Diario EL NORTE ingresó al lugar en varias ocasiones para ser parte de programas y eventos que se llevaron a cabo con autoridades, pero siempre bajo el estricto resguardo de los agentes de seguridad penitenciaria.

Grave acusación. Leonardo Ponce, luego de la audiencia de vinculación en donde se acusó al exdirector Marcelo Merino, dos PPL, una abogada y un asistente de consumir licor en el interior del centro carcelario, brindó declaraciones en donde acusó frontalmente a Arotingo sobre varios problemas que enfrentaría Merino desde que fue posesionado como director. “Esto obedece a una retaliación de la exdirectora. En la mañana de los incidentes por los cuales fue detenido y destituido el señor exdirector, él presentó una denuncia en la Fiscalía por un intento de sicariato, imagínese la gravedad de eso, lamentablemente la administración de justicia aquí en Ibarra no le ha dado la importancia que esto reviste”, dijo Ponce.

Indicios. Además comentó que uno de los internos investigados por ingerir licor en la cárcel, habría asegurado que a él se le pidió “ayuda” para eliminar al director, a su padre y que la persona que le presionaba para cometer el acto delictivo sería Margarita Arontingo.

“Eso se encuentra en una etapa de investigación. Hemos presentado la denuncia, lamentablemente el fiscal que está a cargo nisiquiera nos ha llamado a que rinda la versión a mi cliente. Consideramos que es un asunto absolutamente grave, que una exdirectora de un centro de privación de libertad, contrate a uno de los reos para eliminar a la persona que le fue a reemplazar”, dijo.

Ponce también aseguró tener suficientes evidencias de todo lo que ocurrió el día que se aprehendió al señor director, “fue premeditado y preparado”, dijo.

“Es una falta de aceptación a que terminó el ciclo de la exdirectora, realmente no le vería como un asunto laboral, es algo mucho más grave. Pienso que es una emboscada que se le puso al director, porque él empezó a ‘sanear’. Hay denuncias de varios PPL en el sentido de que son y eran extorsionados en la administración anterior”, agregó, asegurando que Merino es un abogado joven que no está contaminado ni tiene antecendentes de ninguna índole.

“Si las cosas se ejecutaban de acuerdo a lo que aparece en los chats que supuestamente salen del teléfono de la doctora Arotingo, Merino ya no estuviera. He leído algunas capturas de pantalla…, hemos pedido una pericia de los teléfonos, sin embargo en lo que yo he leído se pide que se los ‘elimine’. Qué significa esto, si esta persona o un grupo de personas son capaces de conductas de esa naturaleza, no es nada extraño pensar que la emboscada le prepararon para que Marcelo Merino sea destituido”, concluyó el jurista.

Diario EL NORTE ha publicado varias denuncias, sin embargo nadie se ha pronunciado al respecto.
Margarita Arotingo, exdirectora del Centro de Rehabilitación Social de Varones de Ibarra, no emitió declaraciones sobre este tema, así como tampoco aceptó dialogar sobre las diferentes denuncias.
Leonardo Ponce también aseguró que en la versión que rindió el PPL dijo que “la doctora Arotingo le había solicitado también que rompa el círculo de seguridad del señor Gustavo Larrea”.