Grave olvido de los pacientes oncológicos en el Ecuador

El cáncer es una de las enfermedades crónicas no transmisibles de mayor afectación en el mundo, dijo en ENtv, el doctor Diego Jimbo, presidente del Acuerdo Nacional contra el cáncer, capítulo Ecuador.

Según la Unión Internacional contra el Cáncer y la Sociedad Americana de Cáncer, cada año, más de 12 millones de personas son diagnosticadas y 8 millones mueren a causa de esta enfermedad, superando las muertes por VIH/SIDA, malaria y tuberculosis juntas.

De esta cifra, unos 4 millones de personas fallecen de forma prematura, en edades comprendidas entre los 30 y los 69 años.

Su progreso resulta alarmante. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) prevé que para el año 2030 la cifra total de nuevos casos de cáncer diagnosticados llegará hasta los 26 millones, y el número de muertes alcanzaría los 17 millones, presentándose el aumento más acelerado en los países de bajos y medianos recursos.

El rápido incremento de la enfermedad se debe a factores como el crecimiento demográfico, el envejecimiento de la población y la evolución de la frecuencia de factores de riesgo como el tabaquismo, obesidad, falta de actividad física y alimentación no equilibrada.

En América Latina, el gran desafío para enfrentar esta enfermedad es aún mayor que en otras regiones, pues existen muchos contrastes y desigualdades en factores socioeconómicos, demográficos y ambientales, ocasionando distintos escenarios, incluso dentro de cada país.

MIRE LA ENTREVISTA: