Gran preocupación por las bajas ventas en centro de Otavalo

Otavalo. La crisis económica produce un efecto negativo generalizado en todo el país. En Otavalo esto se ha sumado a una problemática que tiene que ver con las ventas informales, lo cual, de acuerdo a los vendedores formales, se traduce en ventas bajas que generan gran preocupación.

Problemáticas. Fernando Villegas, presidente de la Cámara de Comercio de Otavalo, fue muy enfático al decir que el comercio formal está en “terapia intensiva” debido a dos aspectos, primero por la falta de asociados a la Cámara y por otro lado la informalidad del comercio que genera un caos. Explica que con la llegada de extranjeros esto es mucho peor considerando que es un punto negativo para quienes se dedican al comercio de manera formal. “Ellos no pagan nada y nosotros somos los que pagamos impuestos, patentes, entre otros. Los informales tienen todas las de ganar, ni siquiera pagan arriendos, y eso al formal nos merma en gran cantidad el desarrollo del comercio”, dijo.

Preocupación. “La gente opta por las ofertas más económicas o prefiere directamente no comprar”, dice Andrea Lema quien vende prendas de vestir. Explica que hay mucha gente que compra a vendedores que pasan por las diferentes calles o en las ferias. Con esto concuerda Estefanía Trejo, administradora de otro local, quien no está de acuerdo con las ferias que se realizan los miércoles y sábados. “Eso no nos conviene a nosotros como comerciantes porque son competencia. Ellos no tienen tanto gasto como nosotros en un local. Deberían colocar en otro lugar no en una calle atrás de la nuestra como el caso de la feria de los sábados”, explicó.

Porcentaje. En la mayoría de locales comerciales del centro de la ciudad dicen que aproximadamente un 40 % las ventas han bajado. “Empezamos con un 25 % porque sabemos de la crisis pero ahora con la llegada de extranjeros esto aumentó al 40 %”, dijo Marlene Hernández.

Falta de socios. En cuanto al problema de la falta de asociados, se debe a que de los 8 mil comerciantes formales que están registrados en Otavalo, solo 20 pertenecen a la Cámara de Comercio. Villegas dice que es porque antes de la administración de Rafael Correa existía la obligatoriedad de que el comerciante sea parte de la organización de acuerdo a su sector (cámara de comercio, turismo, de la pequeña industria, etc). “Eso estaba dentro de la ley pero cuando entró Correa desbarató todo entonces se mal acostumbraron los comerciantes a no involucrarse en la Cámara”, dijo.

Esto también fue mencionado por el socio Walter Ortiz, quien considera que es necesario agruparse para poder generar fuerza en el sector comercial.

Acciones. Precisamente entre las acciones que se están tomando es intentar volver a esa obligatoriedad con el fin de afianzar a este sector. De igual forma, se encuentran trabajando conjuntamente todas las cámaras de comercio de la provincia con la finalidad de entregar sus iniciativas a los diferentes alcaldes. La principal propuesta está enfocada al sector turístico. “Hablamos que somos una ciudad turística pero no lo incentivamos”, dijo.