Graffitis y arte de la calle son causantes de polémica (video)

p3f1IBARRA. La nueva imagen de los murales de la escuela Luis Leoro Franco, ubicada en Yacucalle, han causado malestar a los moradores del sector y padres de familia, quienes están dispuestos a tomar medidas al respecto, según informó Hernán Andrade, director encargado de la institución educativa.  

Opiniones. “Los padres de familia están indignados porque no están de acuerdo con los dibujos pintados en los murales de la escuela, piensan reunirse para sacar un permiso en la Gobernación o Comisaría del Pueblo, para saber qué es lo que tienen que hacer pues no piensan dejar las paredes con esos dibujos”, dijo Andrade.

Los moradores del sector tampoco están de acuerdo, argumentan que “los dibujos están bien pero para otro escenario, no para los niños, para ellos se debió hacer otras cosas”, dijo Lilian Valverde.

“Nosotros hicimos una minga para dejar las paredes pintadas blancas y que vengan con esta groseria, eso no me parece. Creímos que íbamos a encontrar la fachada de la escuela con dibujos alusivos a los niños y no fue así”, dijo Silvana, una madre de familia de la escuela.

Las autoridades. Galo Villegas, director de cultura y Flor Marina Montalvo, directora provincial de Cultura coinciden en que las pinturas plasmadas en el mural por el que reflejan las nuevas identidades contemporáneas de lo que es el arte de la calle, la manera en la que los jóvenes expresan sus ideas y lo que no les parece.

Sin embargo “los cambios generan cierto malestar, pues estamos trabajando en nuevas identidades culturales.

Es la manera que los jóvenes encuentran de dar a conocer lo que les molesta, por ejemplo hay unos perros orinando, entonces con este dibujo asemejan a las personas que utilizan el espacio público justamente para estas necesidades”, dijo Montalvo.

“Vamos a apropiarnos de los espacios que estén manchados y con palabras soeces para convertirlos en arte, quizá con sugerencias haremos temas más suaves”, manifestó Villegas.   

Lo que se hará. El proyecto de ordenanza de control y regulación del grafiti, que se encuentra en socialización, y fue presentado por Wilmer Taboada, concejal de Ibarra, estipula se designe un espacio de la ciudad destinado para que los jóvenes expresen sus pensamientos con el graffiti o el arte de la calle.

Ante esta propuesta la directora provincial de cultura tiene una opinión positiva, sin embargo Galo Villegas director de cultura del Municipio no concuerda con el proyecto del concejal.

Según informaron las autoridades, que se abrirán espacios para la  educación del arte en los niños.