Golpes e insultos durante decomiso

Ibarra. Un nuevo enfrentamiento entre personas que intentan evadir la ley y aduaneros se registró durante un operativo, realizado en la entrada a Ibarra.

El Personal del Cuerpo de Vigilancia Aduanera, acantonado de la Base Operativa de Yahuarcocha (BOY), se encontraba realizando un control fijo de rutina a personas, medios de transporte y mercancías, cuando se percataron de la actitud evasiva de una camioneta, que burló su presencia, para luego darse a la fuga.

Enseguida los uniformados iniciaron una persecución ininterrumpida al vehículo que desvió por el sector de Priorato, que finalmente, lograron que detenga su marcha a la altura de la calle San Marcos; sin embargo jamás imaginaron que recién empezaría el verdadero caos durante el procedimiento.

Más detalles. Los aduaneros enseguida hicieron un registro minucioso de la camioneta y encontraron varios cartones y bultos con mercancía en el cajón. De inmediato constataron el interior de los paquetes y confirmaron que se trataba de cajas de cigarrillos, provenientes del vecino país de Colombia.

Enseguida pidieron a los ocupantes de la camioneta que se identificaran, pero en vez de obtener una respuesta sobre su identidad, recibieron golpes e insultos, ya que la mercadería no contaba con su documentación legal.

Los aduaneros bajaron los siete bultos y constataron que se trataba de 40 000 cigarrillos, valorados en un total de 12 000 dólares, que fueron trasladados hasta la bodega de la Aduana, bajo cadena de custodia.

El informe realizado por los uniformados refiere que los supuestos contrabandistas se rehusaron hasta el final de identificarse y, además, se negaron a firmar en el recibo de retención provisional de la mercadería.

Esta clase de operativos se realizan en puntos estratégicos de la provincia de forma permanente, con el principal objetivo de evitar el transporte y comercialización de mercadería de contrabando, que generalmente es adquirida en el sur de Colombia.