Gobierno seguirá buscando a responsables que provocaron revuelta del 30S

presiDurante la ceremonia de conmemoración de los 20 años de la guerra del Cenepa, el presidente Rafael Correa anunció este lunes dos nuevas investigaciones para determinar a los responsables de desinformar sobre la Ley de Servicio Público antes de la revuelta policial del 30 de septiembre del 2010 y sobre los convenios de inteligencia militar con Estados Unidos durante el bombardeo de Angostura en marzo del 2008.

“La prensa sabe que sus micrófonos y tinteros hicieron correr sangre de gente inocente. Vamos a realizar las respectivas investigaciones para establecer responsabilidades de aquello que tuvo consecuencias graves y que no pueden quedar en la impunidad”, dijo durante su discurso en la Escuela Militar Eloy Alfaro.

Otro de los temas que Correa anunció que será investigado es lo que calificó “de asombrosa confirmación”, hecha en el libro del exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Ernesto González, de que supuestamente los servicios de inteligencia militar del Ecuador estaban “al servicio de un país extranjero”, durante el bombardeo de Angostura.

“Ojalá todos entendamos lo grave de esta confirmación… Se investigarán los supuestos convenios con el grupo militar de ese país extranjero”, dijo el mandatario sin nombrar a Estados Unidos. Y advirtió con establecer las responsabilidades.

González en su libro ‘Testimonio de un Comandante’ (págs, 147 y 148) detalla que la Comisión que se conformó en ese momento para investigar a los servicios de inteligencia militares y policiales de Ecuador sobre la posible infiltración de los servicios de inteligencia extranjeros, determinó “que no hubo una infiltración directa”.

Pero aclara que “por el limitado presupuesto de la inteligencia militar y policial y por el apoyo entregado desde el año 2001 al 2008 en infraestructura, capacitación, equipo logístico y apoyo económico por parte del Grupo Militar de los Estados Unidos, existiría una dependencia que obliga a un intercambio de la información con organismos de inteligencia de los Estados Unidos”.

Intercambio que estaba amparado en convenios de cooperación firmados entre Ecuador y Estados Unidos. Por parte del Ecuador firmó la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa y Linda Jewell, embajadora de Estados Unidos.

El sábado último, Correa calificó a estos convenios de “gravísimos”. “Esto no es cualquier pelo de cochino, es gravísimo, puede ser hasta traición a la patria que se diga tan sueltos de huesos, que como no eran atendidos por los gobiernos hicieron un convenio militar de la embajada de Estados Unidos… y reconocer que el soplón de la Embajada era el jefe de inteligencia del Ejército (coronel Mario Pazmiño), esto no puede quedar en la impunidad. (I)