Gobierno de Ecuador confirma más de 180.000 despidos durante la cuarentena

Quito (EFE).- El Gobierno de Ecuador confirmó este miércoles que más de 180.000 personas dejaron de trabajar durante la cuarentena de casi tres meses, decretada por las autoridades para contener la expansión del contagio del coronavirus en el país.

El ministro de Trabajo, Luis Poveda, señaló ese dato durante una comparecencia virtual ante la Comisión de Defensa de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea Nacional (Parlamento), que también le convocó para que explicará otros asuntos como la reducción de la jornada laboral y el teletrabajo, entro otros asuntos.

Poveda, que estuvo acompañado por su viceministro, Edwin Sánchez, aseguró que en total se registraron el despido por diversas causas y modalidades de 180.852 personas, según un reporte de su comparecencia difundida por el órgano legislativo.

El ministro explicó que la mayoría de casos obedece al procedimiento de “acuerdo entre las partes”, establecida por el Gobierno para que se pueda conciliar la terminación laboral entre trabajadores y empresarios.

Detalló que bajo este acuerdo bipartito, 100.797 personas dejaron de trabajar durante estos tres meses, lo que supone el 55,73 por ciento de casos.

Asimismo, Poveda precisó que 15.724 trabajadores fueron separados de sus empleos por “despido intempestivo”, lo que equivale al 8,69 por ciento del total de casos, mientras que por liquidación de las empresas, 16.874 empleados (9,33%).

El ministro dijo que otros 47.457 personas dejaron de trabajar por “otros motivos”, lo que representó el 26,24 por ciento del total de casos.

La cifra proporcionada por el ministro es cercana a los 150.000 despidos que calculó el presidente de la República, Lenín Moreno, el pasado 24 de mayo, cuando en un balance para su último año de mandato cifró en esa cantidad el número de personas que serían desvinculadas por la pandemia.

En la comparecencia virtual de este miércoles, el ministro Poveda aseguró, por otra parte, que 425.424 personas han pasado durante la emergencia sanitaria a desempeñar el llamado “teletrabajo”, en 6.124 entidades públicas y privadas.

Precisó que 139.023 empleados han pasado al teletrabajo en 5.862 empresas privadas, mientras que en el sector público se han sumado a esa modalidad 286.401 empleados.

Sobre el despido de trabajadores en el sector público o la reducción de remuneraciones, el ministro precisó que la ley le faculta al Gobierno a tomar ese tipo de medidas como la supresión del puesto de empleo por razones técnicas, funcionales y económicas, procesos que cuentan con la intervención del Ministerio de Trabajo, para proteger los derechos laborales.

A su turno, la asambleísta de oposición Marcela Holguín durante la comparecencia del ministro, cuestionó que se hayan producido supresiones de partidas en instituciones públicas que no han cerrado sus puertas.

Asimismo, dijo que a raíz de la nueva normativa laboral determinada por el Ejecutivo, a su juicio, no hay seguridad de estabilidad para los servidores públicos.

De su lado, varios sindicatos han criticado la normativa laboral emitida por el Gobierno, porque alienta a una precarización del empleo.

Los sindicatos, que ya han efectuado protestas por el creciente desempleo durante la cuarentena, aseguran que la cifra de despidos podría superar los 400.000, debido a la aplicación de las nuevas disposiciones laborales impulsadas por el Ejecutivo.