Gobernador de Imbabura destacó al diálogo como opción positiva

Ibarra. Álvaro Castillo, Gobernador de Imbabura, realizó un balance de los once días de paro nacional que también se vivió en Imbabura. Destacó el acercamiento y el diálogo “como opción positiva para llegar a acuerdos” con los sectores involucrados y dio a conocer algunas de las acciones que se realizaron en la provincia de Imbabura.

En los cantones. Dijo que una relativa tranquilidad se vivió en cantones como Urcuquí, Pimampiro, Antonio Ante e Ibarra, en estos dos últimos aunque se evidenciaron episodios de violencia pero sin mayores novedades.

En Otavalo y Cotacachi el ingreso y salida fue imposible por el bloqueo en el que se mantuvieron los manifestantes. “Algo de paz sí se pudo vivir en la provincia pero los acuerdos fueron oportunos porque caso contrario no podíamos resistir”, dijo Castillo.

Ataque en Ibarra. En Ibarra el primer día de manifestaciones fue precisamente en donde se registró un ataque vandálico al edificio de la Gobernación. Actualmente se manejan dos valoraciones en cuanto a los costos que ascienden los daños, el primero de 27 mil dólares y otro de 32 mil dólares. “Porque también se han perdido algunos equipos informáticos lo cual me parece sumamente extraño”, agregó.

La aseguradora cubre solo un cierto monto por ser actos vandálicos y empezarán a buscar los recursos necesarios para hacer los arreglos pertinentes.

Acciones. Castillo destacó la apertura de la vía Ibarra-San Lorenzo pues afirmó que fue una estrategia para poder abastecer, aunque en menor escala, combustible y productos de primera necesidad. De igual forma enfatizó las acciones que se realizaron en favor del sector avicultor de la provincia, ya que se estima que hay un aproximado de dos millones de aves, para la adquisición de balanceado para pollos que debían salir de Imbabura. “Había el riesgo de que murieran durante los primeros días de paro, eso hubiese representado una pérdida bastante considerable”, dijo.

El sector lechero pudo continuar con varios días de actividad aunque luego, con la paralización del transporte por el bloqueo general de vías, produjo que en la industria lechera más grande de Ibarra se contabilicen 20 toneladas de productos que no podían salir y estuvo al borde del colapso.

Diálogo. El Gobernador destacó también la apertura al diálogo que existió por parte de más de 15 grupos de personas. “Eso ayudó para ir explicando la problemática y haciendo hincapié que no tenían por qué pagar inocentes en esta revuelta. Por ejemplo, en la Fábrica Imbabura más de mil 500 indígenas se dieron cita para escuchar sobre las compensaciones a las que podían acceder pero era claro que lo que ellos querían era que se derogue el decreto”, dijo.

Rumores sobre renuncia. Se dio a conocer que posiblemente un sector de dirigentes y moradores de La Esperanza estarían por pedir la renuncia a Castillo. Ante esto dijo que tiene conocimiento que luego de dar por finalizado el paro en todo el país, un grupo de personas llegaron hasta El Obelisco de la ciudad y ahí habrían realizado este comentario, sin embargo, dijo que considera que aún existe algo de tensión por los momentos que se vivieron.

“No sé por qué razón hablaron de aquello pero yo espero que me visiten pronto para reunirnos en donde consideren necesario. Conversando se pueden aclarar muchos temas de infiltraciones políticas que hacen que los grupos actúen deliberadamente. Habría que preguntarles si este grupo dejó sin agua a un tercio de la ciudad, eso es terrible. De lado y lado habría que conversar”, detalló.

Atentado. Con este último punto, se refirió a un grupo de dirigentes que, al parecer, estarían implicados en un atentado en la planta de tratamiento de Guaraczapas que dejó sin agua a varios barrios del sur de Ibarra el fin de semana.

En la gráfica, Castillo durante el diálogo que mantuvo en la Fábrica Imbabura de Antonio Ante.
Representantes de sectores sociales mantuvieron una reunión con el Gobernador en el ECU 911.
Así quedó el edificio de la Gobernación tras el ataque que se suscitó en Ibarra el primer día del paro.