Glas dice que sigue siendo vicepresidente de Ecuador pese suspensión de funciones

glassssEl vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, aseguró hoy que sigue siendo el segundo mandatario del país pese a que el jefe de Estado, Lenín Moreno, le retiró las funciones tras la disputa surgida entre ambos y las críticas del primero a su gestión en una carta pública que publicó ayer.

 

“Indistintamente de que me hayan retirado funciones oficiales, sigo siendo el vicepresidente de todos los ecuatorianos. Seguiré trabajando junto a los pobres de mi patria”, dijo Glas en una rueda de prensa en la que algunos miembros de su equipo de trabajo que estaba presentes le ofrecieron sonados aplausos antes y después de hablar.

El vicepresidente añadió que seguirá “luchando por la erradicación total de la pobreza” y se quejó de que su situación actual se origina en “una clara retaliación (sic, represalia) política” por actuar conforme a lo que le dicta su conciencia.

Y agregó: “No podía estar yo impávido, sentado al lado de una persona que continuamente atacaba a nuestro proyecto revolucionario, a nuestros compañeros descalificando a los que fueron ministros en el período anterior, período en el que él fue vicepresidente de Rafael Correa” por seis años, dijo en referencia a Moreno, cuyo nombre no llegó a pronunciar.

Moreno asumió la presidencia de Ecuador de manos de su correliginario Rafael Correa el pasado 24 de mayo tras vencer en las urnas, junto con Glas como candidato a vicepresidente, al centroderechista Guillermo Lasso.

Glas afirmó que la suspensión en sus funciones se debe a que “sabían que no podían contar” con él para acabar con leyes dictadas en el administración de Correa, como por ejemplo la ley de plusvalía contra la especulación de la tierra.

Se lamentó de que Moreno, que ha cambiado la confrontación por el el diálogo en su gestión de gobierno, le haya retirado las funciones, a su criterio, “por opinar, por criticar, por denunciar, por decir la verdad”.

“Con o sin funciones específicas (…) seguiré trabajando con la misma fuerza y con el mismo entusiasmo que lo he hecho toda mi vida por mi patria”, dijo al confesar que desde ayer se siente “liberado” porque ha tenido que presenciar “por dos meses cómo comienza a desmontarse nuestra revolución”.

Glas, quien fue también vicepresidente de Correa y que cuestionó que Moreno haya dicho que “heredó” de la administración anterior una “crítica” situación económica, apuntó que es leal a los principios de la Revolución Ciudadana.

Pocas horas después de que se hiciera público el decreto de Moreno, el gobernante escribió en Twitter: “La política es el arte de servir a los demás. ¡Vamos a adecentar la política en el Ecuador!”.

Y en la rueda de prensa, Glas le respondió: “Adecentar la política dice. Ahí están los frutos de los diálogos, el reparto de empresas públicas”, en referencia a la supuesta entrega de la administración de compañías estatales a políticos de oposición.

El vicepresidente reconoció que le ha causado “dolor” el haber sido desplazado, entre otros, del Comité para reestructurar las provincias de Manabí y Esmeraldas, afectadas en abril de 2016 por un terremoto de magnitud 7,8 que dejó más de 670 muertos y graves pérdidas materiales.

“Jamás traicionaré los principios revolucionarios de Alianza País”, apuntó Glas quien, al igual que Moreno y Correa, pertenecen a ese movimiento político.

Glas informó, además, de que le han negado el uso del avión presidencial y responsabilizó a Moreno y a Eduardo Mangas, secretario del gobernante, por su seguridad y la de su familia.

Dijo que “con mucha alegría” recorrerá el país en coche y si le retiran ese transporte, utilizará su propio vehículo.

Tras insistir en que es el vicepresidente constitucional de la República electo en las urnas y que culminará su mandato de cuatro años, añadió que colgará ampliado en la sala de su casa el decreto 100 con el que Moreno le retiró sus funciones pues le “llena de orgullo”, subrayó.