gimnastas con los brazos cruzados

La paciencia se les agotó a las madres de familia de 15 deportistas que practicaban gimnasia rítmica en Ibarra. Las representantes de las pequeñas piden lo más pronto posible una entrenadora o aseguraron que llegarán hasta el Ministerio del Deporte. La dirigencia de la Federación Deportiva de Imbabura se pronunció sobre ese tema.                                                            
Piden solución a la gimnasia. Rafaela Mosquera de 8 años de edad sueña con regresar a los entrenamientos en el Polideportivo en Ibarra. La deportista hace 15 días dejó de practicar su deporte favorito luego de que la estratega Heldy Carcelén se retiró de la dirección técnica para prestar los servicios como docente en Yachay. Rafaela ahora juega con sus amigas todas las tardes.  Su madre Patricia Aldaz está indignada y lo único que pide es que se contrate una entrenadora. “No es justo que  las deportistas se las trate de esa forma. Todos los años tenemos problemas con la dirigencia de la Federación. El presidente (FDI) Mauricio Argüello no quiere contratar entrenadora de un alto nivel. A una madre el dirigente ha dicho que la gimnasia se cierra”, dijo Patricia Aldaz.

Protestas. Un grupo de madres de familia llegó hasta los exteriores del Polideportivo con carteles que decían. “apoyo a la gimnasia ritmica, Priorización=discriminación”. Aracely León madre de una de las deportistas dijo que irán hasta las últimas consecuencias.
dirigencia explicó. Al interior de la Federación Deportiva de Imbabura hay incertidumbre.
Hugo Pérez, director del Departamento Metodológico de la FDI (FDI) desconoció que la estratega haya puesto la renuncia.
“No podemos terminar la gimnasia. Si existe la renuncia oficial de la entrenadora la Federación debe llamar a concurso para esa vacante. Se va a contratar con el sueldo destinado que es aproximadamente 600 dólares”, dijo Pérez.