Gestión por Procesos en ámbito empresarial

En la actualidad las empresas, microempresas o negocios no requieren únicamente de una organización sino principalmente de un Manual de Procesos o simplemente procesos que le permitan operar de forma más óptimas y contribuyan a la toma de decisiones gerencial. Dentro de las empresas grandes, mediana o pequeñas, tanto públicas como privadas (industriales y/o servicios) se hace necesario el empleo de una Gestión por Procesos, que en entidades de mayores dimensiones se los denomina Sistemas Integrados de Gestión (SIG), que involucran actividades que se desarrollan en cada una de las áreas que conforman la empresa o negocio, y cuyo funcionamiento correcto es primordial ya que contribuye a evitar demoras de tiempo o tiempos muertos, optimización de recursos, tecnificación, organizaciones más livianas entre otros beneficios. El trabajo de Gestión por Procesos involucra un trabajo coordinado y en equipo que rompe los paradigmas de las organizaciones tradicionales verticales en forma jerárquica y se transforman en equipos de trabajo que se apoyan entre si y poseen un líder que guía a su equipo al desarrollo de sus procesos.

Los procesos involucran un control interno permanente, que permita verificar las falencias para un mejoramiento continuo que nos conlleva a un proceso con menos errores, evitando los reprocesos, contribuyendo a la satisfacción de los clientes y logrando mayores índices de efectividad.