Gerson Chalá armó escuela de atletismo para niños de su barrio

Gerson Chalá es uno de los atletas de alto rendimiento que tiene la provincia de Imbabura y la Policía Nacional de Ecuador. Durante esta época de pandemia, el deportista armó su propia pista de entrenamientos y también abrió una escuela de atletismo para los niños de su barrio, El Milagro.

“Con corazón y decisión uno puede hacer cosas buenas. Primero queremos formar buenas personas y después a excelentes campeones, pero todo dependerá de qué es lo que quiera cada deportista”, mencionó Gerson Chalá, un miembro de la Policía Nacional y quien es uno de los atletas más rápidos del país en los 100 metros planos.

Chalá explicó que uno de sus sueños siempre fue tener una escuela de atletismo, donde pueda compartir con los más pequeños su experiencia en el deporte base.

Durante la pandemia, Gerson no podía dejar de entrenar y al no poder hacerlo en las instalaciones del Estadio Olímpico Ciudad de Ibarra, decidió practicar en un espacio de su barrio que estaba descuidado y no estaba siendo bien aprovechado.

Le tocó aprender a utilizar un azadón para, de a poco, ir adecuando ese espacio.

Los días pasaron y, cuando la pista fue tomando forma, la curiosidad se apoderó de tres niños, quienes se acercaron al espacio donde Gerson armó la pista y empezaron a entrenar con él.

Con el paso de los días y las semanas, la labor del policía-atleta se fue haciendo eco en su barrio y, en la actualidad, 37 niños (de 3 a 14 años) son parte de la escuela de atletismo situada en el barrio El Milagro.

La pista que está cubierta con aserrín es de 100 metros de largo y cuenta con dos carriles. Ahí, los pequeños de ese sector ibarreño entrenan los lunes y viernes desde las 16:00 a las 18:00.

“Al inicio, como todo, el proyecto fue complicado, pero, hoy por hoy, estoy satisfecho y contento con lo que estamos alcanzando”, dijo Gerson Chalá.

Tener la colaboración de varios de sus superiores, de personas y empresas privadas que le ayudaron con varios de los implementos, motivan al deportista a seguir fortaleciendo su escuela gratuita.