Ganar perdiendo

Según los últimos resultados del conteo rápido, de la pasada consulta popular y referéndum; al momento de escribir estas líneas, en ninguna de las diez preguntas planteadas por el Ejecutivo, el Sí ni siquiera bordeaba el 50% de la totalidad de los votos.

Sin embargo algunos genios dirán que sea como sea el Sí ha ganado y punto; no vamos a refutar esa opinión, si es que nuestra democracia y sus reglas de juego lo establecen así; porque a diferencia de otros, nosotros sí creemos en el sistema de derecho y las normas democráticas que rigen nuestro país. A pesar de que la tesis del Sí ha “ganado”, en esta ocasión el Gobierno ha caído estrepitosamente, pues si en el conteo no sobrepasa la mitad más uno de la totalidad de los votos, una minoría estaría imponiendo reformas jurídicas cargadas de pesados cuestionamientos, sin el respaldo mayoritario. Los entendidos en el derecho saben que las normas no sujetan a los pueblos, sino los pueblos sujetan a las normas; y según este concepto las reformas jurídicas estarían viciadas de una clara ilegitimidad. En las actuales condiciones a nadie le gustaría estar en los zapatos del Presidente Correa, quien tiene que enfrentarse una disyuntiva; retractarse y convocar a un diálogo nacional o avanzar solo y deslegitimado, en un ambiente en que los sectores opositores se fortalecen cada vez más; y de seguro tomará esta última opción, que se ajusta más a su típica personalidad. La última consulta popular ha dejado muchas lecciones a los ecuatorianos, en especial al Presidente y sus séquitos, una lección de humildad hacia la majestad del poder; otra de sabiduría popular, pues los ecuatorianos(as) que acudieron a las urnas, discriminaron el contenido de las preguntas; sino cómo explicar que en las preguntas que más le interesan al Gobierno, como es la cuatro que tiene que ver con el Consejo de la Judicatura de Transición y la pregunta nueve, que tiene relación con el Consejo de Regulación de medios, el No haya obtenido una alta votación, que prácticamente se encuentra en un empate con el Sí hasta el momento. Mientras tanto las voces altivas y las vigilias continuarán.

  Raúl Amaguaña Lema.
    raulamaguana@gmail.com




.