Gabriela: carisma y política

Su carisma es indiscutible al igual que su triunfo en las urnas que lo catapulta como la asambleísta nacional más votada. Si recorremos la  mirada a la trayectoria política de Gabriela Rivadeneira, fácilmente podemos darnos cuenta que no es una improvisada, pese a su juventud.

Desde su reinado del Yamor en Otavalo ya tuvo un fuerte acercamiento a las masas. Fue respetada y querida, pero también su personalidad y su belleza ayudaron a proyectar su imagen de personaje público. Luego fue la concejalía de Otavalo, la vicealcaldía, la viceprefectura de Imbabura y posteriormente la representación del Ejecutivo en la provincia en calidad de Gobernadora, siendo la primera mujer que ocupó este cargo en la provincia de los lagos. De ahí, todos sabemos lo que sucedió. Su cercanía a la dirigencia nacional de PAIS consolidó su liderazgo al frente de las juventudes del movimiento y ello posibilitó que su nombre sea considerado en las altas esferas para que lidere la lista de asambleístas nacionales, con el amplio espaldarazo del propio líder de la “revolución ciudadana”, el ahora reelecto presidente Rafael Correa. Suerte desde ya Gabriela que ha sabido ganarse a pulso y con inteligencia los espacios en donde se ha movido.