Gabela: un caso de estudio

Lo que sí está claro es que el General Jorge Gabela no murió a consecuencia de una acción de la delincuencia común; por el contrario, conforme avanzan los días, el abanico de posibilidades de la intervención de otros actores, con otros propósitos y fines, se abre ante los ojos de la opinión pública que se va admirando de hechos que en su momento trataron de ser ocultados para que prevalezca la impunidad.

A estas alturas, conocer que en el asesinato del General Gabela participaron, presuntamente, altos oficiales de la FAE, acrecienta el temor pero también la indignación en la poblacion ecuatoriana que quiere la verdad de éste y otros casos que aún siguen sin esclarecerse. Cómo han cambiado los tiempos, ahora quienes se autocalificaban públicamente de defensores de la democracia y de las libertades, están a la expectativa de saber en qué van a terminar todos estos descubrimientos. La justicia tiene que bañarse de legitimidad.