Fuerza aérea francesa atacó una base

BENGASI, Libia.  La fuerza aérea francesa atacó una base aérea en el interior de Libia y derribó un avión de Moamar Gadafi, en tanto buques de la OTAN patrullaban la costa para detener el flujo de armas y mercenarios. Otros bombarderos de la coalición atacaron cañones, arsenales y helicópteros en tierra, dijeron voceros oficiales.

 Crisis. La televisión estatal libia mostró cadáveres ennegrecidos y mutilados, asegurando que eran víctimas de ataques aéreos en Trípoli. Los rebeldes han acusado a las fuerzas de Gadafi de retirar cadáveres de las morgues para presentarlos como víctimas civiles.
La operación militar internacional contra Gadafi

puede durar días o semanas, pero no meses, dijo el canciller francés Alain Juppe, pero los rebeldes que controlan una parte del este libio están desorganizados y superados en armamentos. El jueves, en lugar de armas, entregaban zapatillas a los que querían combatir.
Los ataques franceses de la noche anterior alcanzaron una base 250 kilómetros al sur de la costa libia, dijo el vocero Thierry Burkhard a la prensa en París. Aclaró que las fuerzas francesas han enviado 30 aviones sobre Libia en las últimas 24 horas.
Un caza francés dijo haber destruido un avión libio, posiblemente de entrenamiento, dijo un oficial estadounidense que habló bajo la condición de anonimato. El caza Rafale francés destruyó un avión libio G-2/Galeb, de entrenamiento, cerca de la ciudad costera de Misrata.
La fuente estadounidense dijo que el avión libio posiblemente estaba aterrizando cuando lo atacaron, pero advirtió que restaba confirmar los detalles.
Burkhard se negó a comentar el suceso. En Trípoli, el vicecanciller Jaled Kaim dijo que la “guarnición militar en Juffra” fue uno de los blancos alcanzados antes del amanecer. Libia tiene por lo menos dos bases aéreas en el interior.