Fue declarado culpable por el homicidio de su hijo

Ibarra. El juez Sigifredo Mejía, ponente del Tribu-nal de Garantías Penales de Imbabura en el juzgamiento de Edison Fabricio C., dio a conocer el veredicto final la noche del último viernes. Los magistrados declararon culpable al sujeto por el homicidio preterintencional de su hijo de un año cuatro meses y le impusieron una sentencia de seis años y ocho meses de cárcel, que deberá cumplirla en el Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas Varones de Ibarra.

Los familiares del acusado y de la denunciante, Sofía Chacón, escucharon la sentencia impuesta y abandonaron la sala en medio de reclamos. La madre del niño mencionó que están a la espera de conocer cuál será la reparación que reciba por la muerte de su pequeño, ya que luego del hecho su estabilidad psicológica se ha visto afectada.

Antecedentes. El acusado fue detenido luego de que llevara a su hijo muerto a una casa de salud. Según su versión el pequeño se cayó en tres ocasiones, sin embargo el informe de la autopsia realizada concluyó que la muerte del niño se suscitó de forma violenta. El menor vivía con su madre en Cayambe, pero durante tres días estuvo a cargo de su cuidado el padre, en una vivienda ubicada en el sector de Yacucalle.

Durante la investigación se realizaron diferentes diligencias y las pruebas fueron presentadas por el fiscal Jefferson Ibarra.

Según la autopsia las causas del deceso fueron un hematoma subdural y edema cerebral, trauma cráneo encefálico secundario, con la probabilidad de tener síndrome de niño maltratado.