Frontera protegida ante Covid-19

Tulcán. Tras la confirmación de dos casos más de Covid-19 en Colombia (ya son 3) y los 17 de Ecuador, los controles son cada vez más rigurosos en el principal paso fronterizo, entre los dos países.

Punto referente. En Rumichaca se hacen chequeos desde el lado colombiano y ecuatoriano. En el primero agentes de la Policía Nacional de ese país, controlan el acceso de los carros que ingresan.

¿De dónde viene y a dónde va?, son las preguntas que se hace a los conductores. Los que arriban de Carchi e Imbabura pasan sin problemas. A los que llegan de otras localidades se les hace un mayor control.

El segundo filtro, está a cargo de Diana Posso, una de las técnicas de salud quien lleva el registro numérico. En caso de observar alguna anomalía entre los pasajeros son trasladados hasta una carpa donde les hacen las valoraciones respectivas. Hasta el cierre de esta edición, se habían inspeccionado más de 500 vehículos y unas 300 personas que ingresaron por el puente internacional de Rumichaca.

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia en su visita a Rumichaca, confirmó que desde Ecuador ingresan diariamente, en promedio, un poco más de mil 800 viajeros. Mientras en la frontera con Venezuela, el promedio es de 35 mil personas diarias.

“En trabajo conjunto con las autoridades migratorias del Ecuador hemos activado unos protocolos especiales para ejercer más control en el ingreso por el Puente Internacional de Rumichaca”, corroboró.

De lado ecuatoriano. Los protocolos de seguridad se mantienen. Cada uno de los visitantes deben pasar por el filtro de salud. Un grupo de seis técnicas del MSP los evalúan minuciosamente.

Con un termógrafo en mano, María José Tobar realiza los controles a las personas que arriban hasta el sector de migración. El dispositivo tecnológico permite determinar temperaturas a distancia y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar.

“Me parece un control bárbaro. Sabemos lo que se está viviendo en Sudamérica con el coronavirus.

Creo que no debemos caer en la paranoia, vengo con mi familia desde Cali y todo está bien. Voy a Guayaquil”, dice Ezequiel Icasati, turista argentino de 32 años que ingresó al país sin temor alguno.

Hasta el cierre de esta edición, ninguno de los turistas que ingresaron a suelo ecuatoriano presentaba síntomas respiratorios. Solo presentaron cuadros de hipertensión arterial alta.

Distrito de salud. Willington Montenegro, director distrital de salud, confirma que aparte del chequeo con el termógrafo, se hace un registro adicional con datos del usuario y sintomatología. “De llegarse a detectar, se lo traslada al puesto de salud y se activa la red para referirlo al Hospital de Tulcán. No tenemos casos registrados, tampoco pacientes con sospechas del Covid-19”, ratificó.

Desde el hospital Luis Gabriel Dávila de Tulcán, Verónica Aveiga, gerente de la casa de salud, comentó que desde el área de emergencia se han adoptado las medidas respectivas para la atención y tratamiento de pacientes con infecciones respiratorias.