Frente a las inundaciones, ¿qué?

Ibarra. Las precipitaciones registradas en enero, febrero y marzo han superado los niveles promedio de la época lluviosa de esos meses en los últimos 30 años. El impacto se siente, especialmente, en el centro y sur de la región Costa, como en las provincias de Manabí, Santa Elena, Guayas, Los Ríos y El Oro, causando deslizamientos, inundaciones, bloqueo de vías y más daños.

La Sierra, aunque en menor nivel, también ha sentido los estragos de la fuerte temporada que ha dejado a su paso, pérdidas económicas, difíciles de recuperar en el corto plazo.

Un observador. EL NORTE habló con el licenciado Vicente Benavides Moreno, un exprofesor del Instituto Alfonso Herrera, quien preocupado por lo que sucede, señala que las inundaciones constituyen un problema grave desde hace muchos años atrás.

Este es un problema geoeconómico, dijo “y la Geoeconomía establece que los problemas de la tierra y el ambiente deben tratarse con la técnica pedagógica de solución de problemas”.

Problemas. Benavides, asegura que la tala indiscriminada de los árboles ha hecho que la superficie terrestre no tenga con qué detener el agua de las lluvias, y si el agua corre en forma libre, forma torrentes y correntadas que van destruyendo cultivos, poblaciones, puentes, vías de comunicación, vidas humanas y de animales.

A la tala de árboles se suma la falta de barreras arbustivas protectoras que han desaparecido por la necesidad permanente de tener madera para muebles, construcciones, embarcaciones y otros usos.

Es obvio que hay una disminución de la riqueza forestal y protección del suelo y el ambiente, señaló el licenciado Benavides, quien sostiene que un plan de reforestación inmediato a nivel nacional es necesario, “pero especialmente en el flanco occidental de la Cordillera Occidental que es el que da a la Costa, la más afectada siempre”.

Hizo hincapié en que el empleo de todo el personal estatal, incluidos profesores, alumnos de los últimos años, entidades seccionales y toda la población intervengan para en una gran minga en favor del país, proceder a reforestar todos los espacios disponibles y necesarios, señaló.

Precisó que es necesario que todos los ministerios, en forma unitaria, establezcan como objetivo prioritario encontrar alternativas conjuntas para evitar más daños de los que hemos soportado.

“Especialmente los ministerios de Ambiente, Agricultura, Ganadería, Economía deben poner todos sus recursos físicos, técnicos, humanos y monetarios a la consecución de este gran objetivo nacional”, puntualizó Vicente Benavides Moreno.

Varias calles del cantón Salitre inundadas por el desborde de los ríos Salitre y Vinces. Según el alcalde se habría anegado el 80 % de todo el cantón, esto en el recinto Briceño. Las inundaciones que se producen, principalmente en la Costa, causan muchos efectos graves.
Frente a la irracional deforestación, se debe potenciar un plan de siembra. (Foto: Ecoosfera.com).