Franklin Valencia: “Me debo a la gente que sirvo”

valenciaIBARRA. El doctor Franklin Valencia, quien ayer ya se hizo presente en la dirección administrativa del hospital del IESS (ya no está como director provincial de la entidad en Imbabura), a través de una carta enviada a diario EL NORTE, califica de “notas mal infundadas” las que ha publicado el matutino en estos últimos días, respecto de los inconvenientes suscitados al interior de la institución. Afirma que “el periodista descontextualiza malintencionadamente la información real y falta a la verdad…”

En su escrito hace una relación de hechos, respecto de las informaciones publicadas en EL NORTE, insinuando, incluso cómo se debería proceder en el ámbito periodístico, pero no hace referencia a lo que expresó el exdirector del IESS en Imbabura, David Martínez que refutó sus declaraciones y menos aún se refiere a la carta enviada por el Gobernador Jorge Martínez al Presidente del Consejo directivo del organismo, Richard Espinosa, con graves señalamientos y pidiendo su remoción.

En ningún momento acudí a la entrevista para defender o atacar a nadie, “la intención era informar a la ciudadanía sobre la institución como deber de cualquier funcionario público”, dijo. Frente a la pregunta “malintencionada del periodista”, según Valencia, sobre la afirmación de Ramiro González en radio Los Lagos de que hay equipos de alta tecnología que están guardados y no se los ha puesto en marcha, “expliqué que los equipos no se utilizaban porque no estaban inventariados y no se había contratado un especialista para el manejo de los mismos; y que ahora se ha procedido a inventariar y utilizar dichos equipos”.

Si alguien tiene denuncias en mi contra, que lo haga presentando pruebas y ante las autoridades competentes, porque como funcionario público me debo a la gente a la que sirvo, señaló.

Respecto a la afirmación sobre “rumores de la salida de funcionarios que también coloca en la noticia”, escribe Franklin Valencia, es necesario explicar que “cualquier cambio corresponde a decisiones administrativas que buscan simplemente mejorar el servicio y atención a la ciudadanía”. El IESS no es una institución de dos funcionarios, es una entidad de los asegurados, dijo.

Valencia cita la pregunta que se le planteó en el sentido de que “entró con la llanta baja a la institución”, y que él, supuestamente, llegó a componer muchas cosas, expresó que: “jamás se atacó a ninguna administración o gestión anterior. Se hizo una comparación de los datos y resultados logrados en el 2015 y 2016 referente a atención de pacientes y ahorros realizados por mejora de gestión”.

Se refiere también a una foto en la que aparecen representantes de la clase jubilada a nivel nacional y provincial y precisa que “no fue una reunión realizada por exigencia de la clase jubilada, ya que en la institución trabajamos conjuntamente con los gremios y asociaciones de beneficiarios para socializar de manera oportuna temas de interés general que permiten mantener un acercamiento como parte fundamental del trabajo que desarrolla en beneficio de la ciudadanía”.

Valencia se preguntó, por qué no se se hace referencia a que se logró un índice de abastecimiento de medicamentos en promedio del 96%, “es decir no estamos, ni estuvimos desabastecidos o que respecto a las atenciones realizadas durante el año 2016, a pesar de haber tenido más de 30% de incremento en atención en el hospital de Ibarra, lo cual significa que hemos logrado nuestro objetivo de colocarlo como referente no solo de la provincia, sino de la zona 1”.

La institución cuenta con los funcionarios y los médicos especialistas capacitados para atender a la ciudadanía con calidez y calidad, cita Valencia en su carta, al mencionar que “se logró un ahorro en compras públicas de un millón de dólares, gracias a los procesos eficientes apegados a la ley y completamente transparentes”.

Argumentó que ese dinero fue destinado a otras necesidades que tenía la población afiliada.