Formularon cargos en contra de un sujeto por una muerte culposa

Ibarra. Luego de solicitar una investigación minuciosa, los familiares del fallecido César Augusto Caluquí Méndez, acudieron a la audiencia de formulación de cargos, en donde se solicitaba el inicio de instrucción fiscal para G. R., sospechoso de estar conduciendo la motocicleta que aparentemente quitó la vida al ciudadano, la noche del último 7 de abril, en el sector de Azaya. El hecho se suscitó luego de que César fuera víctima de un intento de robo, en donde el presunto agresor le provocó varias heridas con un arma cortopunzante.

Los allegados del hoy occiso, desde esa fecha, no se cansaron de pedir justicia por el caso, ya que testigos del hecho aseguraron que primero César Augusto fue víctima de un intento de robo, a pocos metros de donde fue atropellado por una motocicleta, presuntamente conducida por el implicado.

El resultado de la autopsia confirmó que el hombre tenía cortes en una de sus piernas, pero murió luego del fuerte impacto que recibió al ser atropellado, mientras evadía el atraco.

Detalles. Los familiares del fallecido manifestaron que el testimonio de quienes estuvieron en el lugar de los hechos permitió aclarar la situación. Además solicitaron las tomas de las cámaras de videovigilancia, del sector, para tener claro lo que pasó aquella noche.

Luego de recabar toda la información necesaria, desde la Fiscalía se solicitó la vinculación del ciudadano que habría estado conduciendo la motocicleta, quien recibió el inicio de instrucción fiscal por 45 días, además recibió las medidas cautelares a la prisión preventiva, es decir, tiene prohibido ausentarse del país y enajenar la motocicleta involucrada, además debe presentarse ante la autoridad competente todos los días miércoles de 08:00 a 17:00, para así asegurar su presencia en las próximas etapas procesales o un eventual juicio de juzgamiento en su contra, al ser el principal sospechoso.

Tema judicial. Según Código Orgánico Integral Penal (COIP), el ciudadano sería juzgado por el delito de muerte culposa, establecido en el artículo 377.

Este delito involucra a la persona que ocasione un accidente de tránsito del que resulte la muerte de una o más personas por infringir un deber objetivo de cuidado, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años, suspensión de la licencia de conducir por seis meses una vez cumplida la pena privativa de libertad.

El mismo artículo detalla que serán sancionados de tres a cinco años, cuando el resultado dañoso es producto de acciones innecesarias, peligrosas e ilegítimas, tales como exceso de velocidad, conocimiento de las malas condiciones mecánicas del vehículo, llantas lisas y desgastadas, haber conducido el vehículo más allá de las horas permitidas por la ley o malas condiciones físicas de la o el conductor e inobservancia de leyes, reglamentos, regulaciones técnicas u órdenes legítimas de las autoridades o agentes de tránsito.

Según la familia de César, un traumatismo cráneo facial severo, una fractura del cráneo y un edema cerebral, fueron las causas de su muerte. En una entrevista con Diario EL NORTE, su hermano, Stalin Caluquí, señaló que “vimos los videos en donde el señor que está en la moto, tranquilamente, podía esquivarse, pero no lo hace y le impacta. El otro, el que le apuñala, declaró y dice que no se acuerda nada, que ni siquiera le conoce a mi hermano, pero no pudo robarle nada porque él salía del fútbol y no tenía objetos de valor”, mencionó y detalló que su hermano había vuelto hace pocos meses de Europa.