Florecen expresiones culturales en Yambiro, gracias a colectivos

El proyecto Ñan Piru fue realizado por colectivos independientes como Andanzas, Runanimation y Taller Ñanda Mañachi, auspiciado por Chakana Movimiento Escénico, y junto con apoyo logístico del Municipio de Otavalo en la comunidad rural de Yambiro.

Se produjo el documental Tarpuy Pacha con la finalidad de generar una evidencia sobre la importancia de la cultura y sus expresiones para las nuevas generaciones.

Linda Pichamba del Grupo Pallas menciona que se trabajó con varios jóvenes otavaleños que se reunieron para transmitir saberes y conocimientos heredados dirigidos a niños y jóvenes de comunidades rurales.

Belén Cachimuel menciona que en otras comunidades han existido proyectos similares, sin embargo en comunidades rurales más lejanas como lo es Yambiro no se han realizado, debido a la distancia y a que los niños no cuentan con facilidades para acercarse a la ciudad e inmiscuirse en estos procesos.

Silvania Hernández de Coordinación y Logística del Proyecto resalta en que la danza, música y todas las manifestaciones artísticas no sólo son herramientas de interacción social sino también de trasformación y concientización por tal motivo se han dispuesto en trabajar con niños y jóvenes de esta comunidad.

Por medio de este proyecto, también se busca implantar conciencia de música, danza y los instrumentos representativos de la zona andina con la finalidad de mantener firmes estas representaciones identitarias.

Rolando Maldonado, profesor de danza indica que han trabajado desde el ciclo agrícola y por tal motivo, los niños y jóvenes tienen mucha más conexión con la tierra y las plantas ya que se genera una muy buena energía en ellos para involucrarse más en los proyectos.

Es una melodía ancestral creada en Yambiro, enfocada en la época de siembra y en el hecho de que hay que pedir permisos a los apus, a la madre tierra y a todos los espíritus, también hace una mención especial al Tayta Imbabura y Mamá Cotacachi, como grandes componentes en la realidad andina.

Silvania Hernánez menciona que su mayor anhelo es que los niños se puedan encontrar con el camino del arte y encuentren una herramienta de transformación y superación personal.
Belén Cachimuel espera que más colectivos y las mismas autoridades realicen más proyectos como estos y así poder llegar a las comunidades más rurales.

Este tipo de proyectos o procesos culturales se enfocan en que adultos, jóvenes y niños reconozcan su esencia e identidad, y que a través de expresiones culturales como danza, música andina e interpretación de instrumentos andinos se apropien de las tradiciones, costumbres y cultura.

Mantener una cultura con todas sus tradiciones es imposible debido a los tiempos de cambio a las que estamos sujetos las personas, sin embargo tener y expresar bases culturales fuertemente arraigadas hacen un recordatorio de estas para futuras generaciones.