Flamengo envía cuatro jugadores a Ecuador para sustituir los seis con covid-19

El Flamengo, vigente campeón brasileño y de la Libertadores, decidió enviar cuatro jugadores de su base a Ecuador para reforzar el equipo que se medirá el martes al Barcelona por la Copa Libertadores, ante la baja de los seis que el domingo fueron diagnosticados con Covid-19.

El Flamengo, que se entrena desde la semana pasada en Ecuador, en donde el jueves fue goleado por el Independiente del Valle igualmente por la Libertadores, comunicó en la noche del domingo que seis de los miembros de su delegación dieron positivo para Covid-19 y que no podrán disputar el partido del martes.

Pese a que el club de Río de Janeiro no divulgó la identidad de los contagiados, el centrocampista Diego Ribas, que fue titular la semana pasada, confirmó en su cuenta en Twitter que es uno de los infectados y que está aislado en una habitación del hotel en Guayaquil.

Según versiones de la prensa brasileña, los otros contagiados son el lateral chileno Mauricio Isla, el internacional Filipe Luis y el atacante Bruno Henrique, que son titulares habituales del Flamengo, así como los juveniles Michael y Matheuzinho.

“Los seis atletas dieron positivo para Covid-19 en el examen realizado antes del partido con el Barcelona de Guayaquil por la cuarta jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores y están asintomáticos, en aislamiento en la concentración y asistidos por el Departamento Médico del club”, según la nota que el conjunto brasileño divulgó en sus redes sociales.

Como el técnico del campeón brasileño, el español Domènec Torrent, ya perdió otros dos jugadores -también titulares- de los 25 con que viajó a Ecuador (el delantero Gabriel Barbosa “Gabigol” por lesión y el zaguero Gustavo Henrique por expulsión), la dirección del Flamengo decidió reaccionar con rapidez y mandar cuatro refuerzos.

Los refuerzos esperados son el zaguero Natan, el lateral derecho Joao Lucas y los atacantes Guilherme Bala y Rodrigo Muniz, que ya fueron sometidos a exámenes para la detección del COVID-19 que dieron negativo y, por lo tanto, fueron liberados para viajar.

El Flamengo fletó un avión para llevar a los cuatro refuerzos este mismo lunes a Ecuador y recoger a los seis contagiados, ya que tanto Ecuador como Brasil prohíben que viajen en vuelos comerciales y el club no quiere que permanezcan los diez días de cuarentena en Guayaquil.

El vuelo aún depende de autorizaciones y de la definición de los últimos detalles, según la prensa brasileña.

La rápida reacción del Flamengo obedece a que, tras la histórica goleada que sufrió el jueves necesita de una victoria ante el Barcelona para no comprometer sus posibilidades de clasificación a octavos de final de la Libertadores, torneo cuyo título defiende este año.

El club brasileño quedó en el segundo lugar de la clasificación del Grupo A, con seis puntos y a tres del Independiente, pero es presionado por el Júnior colombiano, que el martes recibe a los líderes en Barranquilla y puede dejar al Flamengo en el tercer lugar.

Torrent también es presionado por sus resultados irregulares en el Campeonato Brasileño, en que el Flamengo marcha en sexto lugar, y, según la prensa, ya hay dirigentes del club que exigen su destitución.