Flamantes bachilleres

En todos los tiempos la educación ha sido, es y será la clave para alcanzar el éxito en la vida y la inversión más segura para garantizar un futuro próspero porque es un hecho innegable que todos los seres humanos nos realizamos como personas, profesionales y ciudadanos a través del estudio, preparación y capacitación continua.Esto lo podrán evidenciar los estudiantes que se están graduando en estos días puesto que después de seis años de intenso trabajo académico, investigativo y humanístico han comprobado que no hay premio sin esfuerzo ni felicidad sin merecerla, porque todo lo que se siembra con amor se cosecha bendecido y aumentado.

Ninguna calificación puede ser excelente sin haber estudiado, ninguna lección puede ser buena sin haberla preparado, ninguna materia puede ser aprendida sin haberla investigado, ningún año puede ser aprobado sin haberlo cursado, ningún título puede ser obtenido sin haberse sacrificado, y ningún éxito puede ser alcanzado sin haber perseverado.

Además, los flamantes graduados deben tomar en cuenta que al finalizar sus estudios secundarios no solo se están llevando un título de bachiller que les permitirá ingresar a una universidad o acceder a un trabajo sino también se están llevando algo más trascendente e insustituible que es el conocimiento. Él tiene un valor incalculable, es algo personal e intransferible, viaja con cada uno a donde quiera que vaya, otorga una distinción especial al que lo posee, al compartirlo con los demás no pierde nada, y se va enriqueciendo cada día más; pero al mismo tiempo, no deben olvidar que las preguntas sobre ese conocimiento serán siempre las mismas y están al alcance de todos, las que cambian son las respuestas.

Entonces, flamantes bachilleres recuerden que la graduación no es el fin sino el inicio de una nueva etapa en la vida, pero en este nuevo reto no sigan los sueños de otros, construyan sus propios sueños. No continúen el camino ya trazado, abran sus propios caminos, y donde quiera que se encuentren, no se olviden de dejar su huella impresa con las letras del cariño y la satisfacción del deber cumplido. FELICITACIONES FLAMANTES BACHILLERES.   

Kim Vivero Saltos
kvivero@pucesi.edu.ec