Fiscal pidió archivar el proceso contra policías

Tras cumplirse dos años del femicidio de Diana Carolina Reyes Ramírez, hecho que llegó, incluso, hasta la Asamblea Nacional, los familiares de la joven informaron que el proceso por el presunto delito de elusión de responsabilidades de las o los servidores de las Fuerzas Armadas o Policía Nacional, será archivado por pedido de la fiscal a cargo de la investigación.

Además se solicitó, previo a cumplir con el pedido de Fiscalía, escuchar a la parte ofendida, sin embargo la familia de la fallecida decidió que no se presentarían a rendir dicha versión ante el juez, para no seguirse revictimizando.

La investigación inició contra los miembros de la Policía Nacional, quienes estuvieron durante el procedimiento en donde la mujer fue asesinada por su pareja, y los oficiales que se encontraban en la cadena de mando. La indignación de la familia, al creer que los uniformados pudieron salvar la vida de la joven, hizo que los detalles de caso lleguen a la AsambleaNacional, en donde los legisladores evidenciaron que los miembros de la Policía, que participaron en el operativo, incumplieron el Reglamento de Uso, Legal, Adecuado y Proporcional de la Fuerza.

Asimismo expresaron que, la información recabada, pone en evidencia las deficiencias en la formación, capacitación, entrenamiento específico, dotación de municiones y equipo; así como, asignación presupuestaria para el personal de la Policía, en el uso legal, adecuado y proporcional de la fuerza.

Versión oficial
Mauricio Castro, vocero oficial de la familia de la fallecida, mencionó que el caso recayó en manos de una fiscal, que debió dar un paso al costado por varios temas personales. “El poder judicial sigue politizado en sus pasillos. Lastimosamente la fiscal archiva el caso después de un informe tan extenso, en el cual hay declaraciones de los policías que dicen que no han hecho nada…

El fiscal provincial debería investigar que el compañero sentimental de la fiscal es una de las partes en este proceso, porque era pareja de una de las tías de Diana Carolina y es el procurador jurídico de la Policía, por tanto es parte activa, conocedora y manipuladora del proceso.

Éticamente, la fiscal debía apartarse de la investigación; no dudo de su ética en otros casos, pero en este sí”, aseguró Castro vía telefónica.