Fin de año y enero 2021 son claves para Carchi

La reactivación económica de Carchi es una tarea de todos. El impacto de la pandemia, los recortes presupuestarios y el cierre de la Frontera han afectado a la provincia en varios aspectos.

“Tenemos que llegar a una resilencia y para eso debemos pasar tres etapas. Adaptación, transformación e innovación, eso nos permitirá salir adelante”, comentó el economista José Vallejo.

Crear un Polo de Desarrollo provincial; estructurar el Reglamento a la Ley de Fronteras, que beneficie a Carchi en temas relacionados con la planificación del desarrollo fronterizo, tratamiento preferencial a los programas y proyectos de inversión, prioridad presupuestaria a planes y programas de la zona, son entre otras las estrategias que se necesitan en Carchi para mitigar el impacto de la crisis.

A pesar de que la Ley de Desarrollo Fronterizo se aprobó en mayo de 2018, los beneficios que esta acarrearía no llegan, las 10 provincias contempladas en la normativa mantienen altos índices de desempleo, pobreza y nulo desarrollo.

El Ministerio de Finanzas calcula el presupuesto de los GAD de acuerdo con el 100% de la población residente, pero en el caso de las provincias fronterizas se aumenta el 50% de población, es decir con base al 150%, solo para estas zonas.

Además, la frontera lidia con la inseguridad en las áreas del cordón limítrofe, especialmente con Colombia, por la presencia del crimen organizado y el narcotráfico.

Entre los beneficios que se tendrá con la aplicación total de la normativa, para los productores está la exoneración de tributos y aranceles para la importación de equipos y maquinaria, canales para acceso a líneas de crédito preferenciales, protección a la producción agropecuaria entre otros.