Fin al pico y placa en venta de gasolina

Tulcán. Desde ayer, las estaciones de servicio de toda la provincia del Carchi comenzaron con la comercialización de combustibles a todos los automotores que requieran de carburantes indistintamente si su placa es par o impar.

Lo que si se mantiene es el cupo de 10 dólares para todos los usuarios de los derivados del petróleo.

  Cambios. “Creemos que luego de los controles que hemos realizado en la provincia, estamos en la capacidad de retomar la venta libre de los combustibles a todos los dueños de automotores que lo requieran.

La medida es con el fin de servir mejor a los usuarios”, dijo Manuel Mejía, director regional de hidrocarburos, quien ayer dio a conocer sobre la finalización de la medida de vender los combustibles de acuerdo al número de su placa  de los automotores. Sin embargo, mostró su temor de que esto motive a que los contrabandistas de combustibles retornen a sus negocios una vez que finalizó el tiempo de intervención de las gasolineras.

 Temores. Pese a que en el informe que la Regional de Hidrocarburos entregó, se dio a conocer que el contrabando de los derivados del petróleo disminuyó ostensiblemente en los dos últimos meses, el gobernador Efrén Benavides aseguró que una vez que desaparecieron los interventores y por ende los efectivos de la fuerza pública, los autos de los contrabandistas nuevamente hicieron su aparición en las gasolineras, especialmente en la estación Bimbi, ubicada en la vía a Rumichaca.
“Creo que en esto tiene mucho que ver la Policía Nacional que retiró a los uniformados que custodiaban estas instalaciones, dijo Benavides. En su criterio, “la presencia policial  en las gasolineras en la administración del  comandante Claudio Guerra dio resultados efectivos y pidió al actual comandante para que nuevamente disponga la presencia de los uniformados en todas las comercializadoras de combustibles”.

 Contrabandistas a Imbabura. Según el Director de Hidrocarburos,  los contrabandistas se trasladaron a comprar combustibles en Imbabura.
“Una muestra de que se cambiaron a Imbabura los contrabandistas, es que en cuatro gasolineras de Ambuquí, el Valle y Pimampiro se vendieron 350 mil galones de diesel y desabastecieron la zona“, aseguró.