Fin al caos y desorden

calderonLa Ley de Ordenamiento y gestión de suelo, que está en borrador, busca poner fin al crecimiento desordenado de las ciudades en el país, sostiene Richard Calderón, presidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos y Descentralizados del Ecuador.

 

PELIGRO. Comentó que a la falta de control existen asentamientos humanos cerca del mar, en las riveras de ríos, en las quebradas, en las faldas de volcanes, cerros y esteros, que ha dañado el paisaje. Otro objetivo es reducir al máximo los riesgos de las familias que habitan estos lugares que son peligrosos. Comentó que tal como está concebido el actual marco legal no ha logrado controlar el crecimiento desordenado.

AUTONOMÍA. Esta ley busca que el ordenamiento territorial y el uso suelo tenga reglas claras que obliguen a que los gobiernos municipales y locales respeten los planes de ordenamiento que ellos mismos aprueban. No se está violentando la autonomía de los gobiernos seccionales, recalcó Calderón.

LEYES. Explicó que la Ley de Discapacidades obliga a los municipios a construir sitios con accesibilidad para personas con discapacidad. El Código Aeronáutico, obliga a los municipios a que no autoricen obras de gran altura en sitios donde están ubicados los aeropuertos, la ley ambiental, obliga a los municipios a que construyan rellenos sanitarios y no se han violado las autonomías, dijo. Esta es una ley más que servirá a los alcaldes a planificar con un marco legal que los respalde.
Mencionó que esta ley obligará a que los municipios no autoricen la construcción de viviendas en lugares peligrosos, ellos deben planificar sitios seguros donde habiten quienes están ubicados en zonas de riesgo. Los alcaldes no deberían preocuparse, mencionó.

CONSTITUCIÓN. Destacó que este es un borrador de Ley netamente constitucional, los artículos 132 y 133 permiten a la Asamblea crear leyes para los Gobiernos Locales. El Art. 409 dice que hay que tener una ley de suelo y los demás artículos como el 264, que se debe articular con los otros niveles de Gobierno. El Art. 213 permite crear superintendencias para garantizar los derechos. La misma Constitución dice que los ecuatorianos tienen derecho a un hábitat seguro, con espacios verdes y servicios básicos.