FIlippo Ganna, triunfa en solitario a quinta etapa del Giro, Caicedo es 39 en la general

El italiano Filippo Ganna (Ineos), en el cual compite el ecuatoriano Jhonatan Narváez, fue protagonista de principio a fin y ganó este miércoles 7 de octubre con una prueba de fuerza la quinta etapa del Giro de Italia, sobre un recorrido de 225 kilómetros entre las sureñas localidades de Mileto y Camigliatello Silano, en la que el portugués Joao Almeida (Deceunick Quick Step) mantuvo la camiseta rosa.

Ganna, campeón mundial de contrarreloj, selló su segunda victoria en este Giro tras la crono de apertura, al acabar la prueba en solitario en 5 horas, 59 minutos y 17 segundos, por delante del austríaco Patrick Konrad (Bora Hansgrohe) y de Almeida. El ecuatoriano Jonathan caicedo descendió al puesto 39 de la General, a 16m06s del líder. En los premios de montaña es segundo con 40 puntos.

Los ecuatorianos Jhonatan Narváez y Alexander Cepeda finalizaron en los puestos 94 y 96 respectivamente en la general.

Almeida consiguió retener su maglia rosa, en una etapa en la que el español Pello Bilbao (Bahrein Merida) entró octavo y alcanzó la segunda posición en la clasificación general, a 43 segundos del líder.

Tras cuatro días en Sicilia, el grupo se desplazó a la región Calabria para una etapa intensa, marcada por tres exigentes subidas, a Catanzaro, a Tirolo y, sobre todo, la última, al Válico de Montescuro, a la que siguió una larga bajada hacia la meta.

Ocho corredores, entre ellos Filippo Ganna, ganador de la contrarreloj de apertura, el colombiano Jonathan Restrepo (Androni) o el español Héctor Carretero (Movistar), fueron los primeros en atacar y tres de ellos llegaron juntos a la subida final.

Restrepo sufrió y se descolgó de la fuga, pero Carretero, Ganna y Edoardo Zardini (Vini Zabú) afrontaron todavía con fuerza en las piernas la intensa escalada hacia Montescuro, al tiempo que, más atrás, Jonthan Caicedo, protagonista absoluto en el Etna, empezaba a ralentizar. Para el ecuatoriano fue un mal día, acabado fuera de las primeras diez posiciones de la general.

En un clima invernal, con lluvia, niebla y oscuridad, Carretero intentó dar unas señales a sus rivales, pero Ganna controló su ataque y finalmente se escapó, haciéndose con una ventaja de más de un minuto sobre sus perseguidores.

El italiano, campeón mundial de contrarreloj, llegó líder a la cumbre de la montaña y encaró la bajada final, notablemente dificultada por la carretera mojada por la intensa lluvia.
No perdió ritmo Ganna y tuvo tiempo de levantar las manos del manillar y besar su camiseta antes de cruzar la línea de meta y certificar su segunda victoria en este Giro, el primero de su carrera.

Fue un óptimo día para Pello Bilbao, que acabó octavo y que asaltó la segunda posición en la general, al arrebatarla a Jonathan Caicedo, a 43 segundos del líder, mientras que el danés Jakob Fuglsang (Astana), entró noveno y se colocó séptimo en la general, a un minuto y 19 de Almeida.
.