FIFA espera que el estadio de San Petersburgo estará listo en 2018

ESTADIOOKLa Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) mostró su confianza en la capacidad de Rusia a la hora de resolver los problemas técnicos que han retrasado la inauguración del estadio de San Petersburgo, que debe acoger la Copa Confederaciones de 2017 y el Mundial de 2018.

“Hay un plan claro, una planificación técnica de los trabajos que deben ser efectuados y deben estar acabados en las próximas 2 semanas”, declaró Colin Smith, director de Competiciones y Eventos de la institución regidora del deporte rey.

Durante su visita técnica de la FIFA a San Petersburgo, Smith se pronunció convencido de que las medidas que han sido planificadas resolverán los contratiempos. Tras 10 años de trabajos, este nuevo estadio realizó su primera prueba a inicios de febrero, al recibir a 10 mil personas aproximadamente en sus gradas. La capacidad del predio deportivo es de 68 mil espectadores.

Además de los partidos del Mundial, el San Petersburgo Arena albergará varios encuentros de la Copa de las Confederaciones, entre ellos la final. Su construcción comenzó a principios de 2007, pero el presupuesto aumentó de manera considerable, lo que obligó a su modificación en varias ocasiones. En agosto, la empresa responsable de los trabajos abandonó el proyecto.

Esa constructora fue sustituida por otra, Metrostroi, que terminó las obras a finales de 2016 a pesar de los problemas de estabilidad del terreno retráctil. “Todavía hay trabajo por hacer, pero tenemos la impresión de que vamos por el buen camino. Vamos a continuar vigilando (la situación) y trabajar juntos para los últimos detalles”, agregó el director de Competiciones y Eventos de la FIFA durante su visita al estadio.

El próximo 31 de marzo, el estadio estará a disposición de su club, el Zenith San Petersburgo, que jugará 3 encuentros de la temporada, el primero de ellos ante el Ural Ekaterimburgo, el 21 de abril.

La expectativa crece respecto al Mundial

Durante su visita al moderno estadio de San Petersburgo, que acogerá también la apertura de la Copa de las Confederaciones, el exdefensa del Barcelona, Carles Puyol, señaló que “la expectación crece” en Rusia respecto al Mundial.

“El estadio es imponente y sin duda será un atractivo especial para los jugadores y aficionados tanto en la Copa Confederaciones como en la Copa Mundial”, indicó el exfutbolista español, quien alcanzó la copa del Mundo en 2010. En el inicio de la quinta gira de inspección de la FIFA, Puyol se acercó a las instalaciones del estadio, en la isla de Krestovsky y estuvo acompañado por Smith; el consejero delegado del Comité Organizador Local, Alexey Sorokin; el vicegobernador de San Petersburgo, Igor Albin, y otras autoridades rusas.

Puyol también visitó el centro de voluntarios del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú este martes. “Este nuevo viaje me confirmó que la expectativa crece y que ya se respira un ambiente especial”.