Fiestas y partidos fueron controlados por operativos en Otavalo

El aumento de contagios y la preocupación de algunos ciudadanos es inminente, hasta el 18 de abril de 2021 se presentan 2 162 casos confirmados por Covid-19 en la ciudad según la infografía del COE Nacional. Sin embargo, la indisciplina e irresponsabilidad de la ciudadanía es evidente con la realización de fiestas clandestinas y eventos deportivos.

En Otavalo el trabajo coordinado entre entes de control han fortalecido los controles y operativos en toda la provincia para que locales comerciales, centros y los mismos ciudadanos acaten y hagan efectivos las disposiciones efectuadas por los COE cantonales y el COE Nacional.

En este sentido, el trabajo por parte de la Intendencia de la Policía, Comisaría Nacional y Policía Nacional se ha ratificado con la suspensión de eventos clandestinos y deportivos en el sector urbano y rural de la ciudad.

Una fiesta clandestina era desarrollada en la Joyita en donde se encontró un aproximado de 80 menores de edad y 20 mayores de edad.

El Intendente de Policía Mauricio Andrade desalojó el sitio ante el incumplimiento de disposiciones y medidas de bioseguridad.

En la parroquia González Suárez se procedió a suspender una actividad deportiva, donde se aglomeraban un aproximado de 300 personas, el trabajo por parte de la Intendencia, Comisaría y cuerpo de Policía Nacional desalojó el lugar de manera inmediata.

De igual forma, se indicó que se procederán con las respectivas sanciones a los organizadores de este tipo de eventos que ponen en riesgo el bienestar, seguridad y salud de toda la ciudadanía.

En el Inti Raymi

En el mes de junio varias comunidades realizan la celebración del Inti Raymi, la cual llamaría a aglomeraciones y por ende más contagios, ante esto, el Intendente supo manifestar que se están desplegando las mesas técnicas y han existido alertas principalmente en Cotacachi y Otavalo, por lo cual, como ente de control y en bien de precautelar la seguridad y salud de toda la población se tratará de llegar a una mediación con organizadores.

Sin embargo, se manifestó que ante las personas que no respeten o acaten las disposiciones se optará por el uso de todo el contingente para suspender y evitar el desarrollo de este tipo de actividades que podrían incrementar los contagios, decesos y la crisis sanitaria que vive el país.