FIESTA al puro estilo colombiano

PAG-32-FOTOLa rumba, el aguardiente y la alegría de los ‘cafeteros’ fueron los ingredientes que no faltaron ayer en el restaurante Antojitos   de Colombia’, ubicado en la avenida Cristóbal de Troya. El triunfo de Colombia ante el seleccionado de Ecuador de 1×0 desató una verdadera fiesta al puro estilo de los colombianos.

 

Las dos caras de la moneda. Desde las 13:00 ese lugar recibió a aficionados colombianos vestidos de pies a cabeza con los colores amarillo, azul y rojo. Dos televisores de 42 y 51 pulgadas y banderas colombianas adornaron el restaurante, que se transformó en una tribuna de un estadio ‘cafetero’.
 Wilson Cero, propietario de ese lugar y quien es oriundo de Medellín, dijo que cada vez que juega su país en el local hay fiesta.
Ayer no fue la excepción. Cerca de 200 hinchas del equipo de Pékerman cantaron el único gol del cotejo.
Al final del juego los festejos continuaron. En la Plazoleta Francisco Calderón en Ibarra el ambiente no fue igual. Los seguidores ecuatorianos alentaron a la Tri hasta el final. Jaime Velasteguí, quien es mecánico de profesión cerró su taller y viajó con su familia desde Santa Rosa del Tejar hasta la Plazoleta para observar el partido.
Él se lamentó, pues dijo que el penal debía cobrar Antonio Valencia. Como Jaime, cerca de 40 ibarreños salieron del bar ‘El Coyote’, ubicado en la Plazoleta Calderón con un sabor agridulce. Jaime espera que el próximo martes en Bolivia la Tricolor consiga una victoria.
Una lectura rápida del partido. Ecuador sufrió un traspié en las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014, luego de que perdió 1-0 ante Colombia, con gol de James Rodríguez, en un partido cuyo inicio demoró una hora y media por la lluvia y que también registró un breve apagón en el descanso.
Los dirigidos por el colombiano Reinaldo Rueda tuvieron su mejor momento en el primer tiempo, con Jefferson Montero destacando por la banda izquierda. El adiestrador colombiano apostó por Enner Valencia como hombre solitario en la delantera, pero su presencia no causó estragos en el área rival.