Fidel Castro será cremado y sus cenizas recorrerán la isla

fidell

Un luto de nueve días envolverá Cuba para despedir al líder de su revolución, Fidel Castro, en los cuales los cubanos le rendirán tributo con actos que se prevén multitudinarios en La Habana y también en Santiago, donde finalmente será enterrado. 

Los detalles de las exequias del ex mandatario se conocieron pocas horas después de que su hermano, el presidente Raúl Castro, anunciara al pueblo el fallecimiento a través de la televisión estatal.

El duelo nacional fue decretado por el Consejo de Estado de la isla unas horas después del anuncio, y establece que durante los nueve días en los que regirá “cesarán las actividades y espectáculos públicos” y la bandera nacional ondeará a media asta en los edificios públicos.

Además, la radio y la televisión cubanas “mantendrán una programación informativa, patriótica e histórica”, según las instrucciones del principal órgano de Gobierno de Cuba. 

La organización de las exequias del líder cubano quedó a cargo de una entidad creada específicamente para este fin y denominada “Comisión Organizadora del Comité Central del Partido, el Estado y el Gobierno para las honras fúnebres del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz”. 

El Comandante revolucionario había pedido ser incinerado, según detalló su hermano. Tras la cremación las cenizas de Fidel Castro iniciarán un periplo por toda Cuba, de occidente a oriente, un recorrido inverso que rememorará la “Caravana de la Libertad” que el líder encabezó en 1959 al comienzo de la Revolución.

Entre el lunes 28 y el martes 29 de este mes los cubanos tendrán tiempo para despedirse de Fidel en La Habana, en la emblemática Plaza de la Revolución donde pronunció largos discursos contra el enemigo estadounidense.  A las 19.00 del martes se celebrará “un acto de masas”.

Luego, el miércoles 30 los restos mortales partirán desde La Habana para recorrer la isla durante cuatro días hasta llegar a Santiago de Cuba, una provincia en la que no nació pero que fue la cuna de la Revolución y a la que tanto él como su hermano Raúl estuvieron siempre muy vinculados.

El entierro está previsto para el 4 de diciembre, cuando se celebrará una ceremonia de inhumación en el histórico cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, donde descansan los restos del prócer José Martí y de numerosos cubanos ilustres.