Festival del bizcocho cayambeño

Cada lugar de nuestro bello país tiene al menos un producto alimenticio que lo identifica, así tenemos, por ejemplo: los cuyes de Chaltura, las fritadas de Atuntaqui, los helados de paila y las nogadas de Ibarra, los helados de Salcedo, las carnes coloradas de Cotacachi, los ovos de Ambuquí, los bizcochos de Cayambe, etc.

La existencia de estos productos gastronómicos identitarios, ha servido de mucho para que nuestros pueblos sean conocidos y, por lo tanto, visitados por turistas nacionales y extranjeros. La oferta de dichos productos está presente en el día a día a lo largo y ancho de nuestro país, pero es en las fiestas mayores de cada lugar, cuando se promocionan con mayor intensidad.

Así pues, el fin de semana pasado se realizó en Cayambe el “Primer Festival del Tradicional Bizcocho Cayambeño”. La tradición bizcochera de Cayambe parece tener su origen allá por el siglo XVI, cuando se elaboraba el delicioso manjar, con la harina del trigo producido en las grandes haciendas aledañas. De ahí en adelante, el bizcocho cayambeño fue ganando fama hasta convertirse en un alimento de consumo obligado para todos quienes pasen por la ciudad que lo produce. Efectivamente, sería un grave pecado, pasar por Cayambe y no comprar y degustar sus sabrosos bizcochos. Felicitamos la realización del mencionado Festival, y alentamos a todos los pueblos para que promocionen sus manjares tradicionales.