Festejaron su día con alegría y fe

fesrejaronNo fue un jueves cualquiera. El día internacional de la discapacidad, se sintió ayer en Otavalo. El festejo se lo desarrolló en medio de la incertidumbre de los padres de familia, que esperan que funcione el Centro de Educación Especial La Joya, en su totalidad. Los pequeños disfrutaron de la jornada.

Caritas pintadas, juegos y mucha alegría marcó el inicio del día. “Es una buena oportunidad para celebrar entre todos. Nuestros hijos son una verdadera bendición”, comenta Mariana Cevallos, madre de familia, quien llegó con su hijo Manuel hasta el recinto. La emoción en cada uno de los pequeños era evidente. La obra de teatro que mostró el grupo Huellas del Kinti Wasi se robó los aplausos de los infantes que seguían con atención el mensaje teatral.

El presente del Centro Infantil, no es alentador. Desde su cambio a manos estatales la situación se ha complicado. El personal que laboró hasta julio no está. Al momento la institución no cuenta con los docentes especializados y necesarios para el desarrollo normal. César Flores director distrital de educación de Antonio Ante y Otavalo, lo niega.

“Como ministerio de educación estamos trabajando. Los procesos administrativos, financieros y legales no se dan de un día para el otro”, explica el funcionario quien desmiente que el Centro Infantil este cerrado. Al momento hay cuatro docentes que están trabajando en la ambientación y planificación. Según Flores la idea es tener en los próximos días la nómina completa de docentes. Las palabras de Flores, son contradichas por Rolando Cacuango, padre de familia quien ve con preocupación la situación.

“No pueden abrir el centro con cuatro profesores. Antes laboraban 26 personas, ahora con cuatro no se puede hacer nada. Son profesores que no tiene capacitación para atender a personas con discapacidad”, explica el padre de familia, quien está luchando por los derechos de su hijo. De hecho Cacuango emprenderá desde mañana un recorrido en bicicleta con su hijo hasta Quito, para tratar de reunirse con el Presidente Rafael Correa, el lunes durante el cambio de guardia. “Dicen que ellos son de atención prioritaria, pero no los atienden como deben ser”, explica.